• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Preocupación en la CIDH por falta de garantías ciudadana en el país

El presidente de la República, Nicolás Maduro / Reuters

El presidente de la República, Nicolás Maduro / Reuters

El presidente Nicolás Maduro, a través de su cuenta de Twitter, rechaza el pedido del organismo interamericano y lo tilda de desprestigiado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Estado venezolano debe garantizar la vida y la seguridad de sus ciudadanos, concluyó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos luego de seguir de cerca  los graves hechos violentos en el país después de las elecciones presidenciales del 14A, así como los ataques del 30 de abril en la Asamblea Nacional contra diputados de la oposición. En un comunicado, lo cual es poco habitual, el organismo manifiesta preocupación e insta al Gobierno a que adopte de manera urgente las medidas necesarias para garantizar los derechos a la vida y a la integridad personal, lo mismo que los  políticos y a la libertad de expresión.

Agresiones por razones políticas, ataques a sedes de instalaciones publicas y privadas, represión de manifestaciones públicas a través del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza; arrestos presuntamente arbitrarios, prohibición de realizar manifestaciones publicas, amedrentamiento a funcionarios públicos con base en sus opiniones políticas y restricciones a la libertad de expresión son las razones que reunió la CIDH para declarar sobre la situación, cinco días antes de cumplirse un mes de esos hechos.


Investigación imparcial. Al conocer los hechos de violencia tras las elecciones del 14 de abril la CIDH solicitó información al Estado, con fundamento en las facultades del organismo dispuestas en el artículo 41 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Pidió la identificación de las personas que habrían muerto y sobre las investigaciones penales que se estarían llevando a cabo; la identidad de las personas que habrían sido detenidas y la base legal sobre la cual se habrían llevado a cabo esas detenciones.

Además, información acerca de  la existencia de investigaciones por el presunto uso desproporcionado de la fuerza en el control de las manifestaciones el 15 y el 16 de abril; también por presuntas agresiones sufridas por periodistas, la destrucción de material y la violencia contra medios de comunicación, así como  sobre garantías laborales para evitar cualquier tipo de represalia laboral por el ejercicio de la libertad de expresión.

La CIDH recibió el miércoles la respuesta, en la que,  de acuerdo con la Fiscalía General, nueve personas resultaron muertas y 78 lesionadas. Información distinta de la que manejan organizaciones de la sociedad civil, que han informado de 13 personas muertas como consecuencia del presunto uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de la Guardia Nacional, así como detenciones presuntamente arbitrarias de miembros de la oposición, hechos a los cuales el Estado no hizo referencia.

El texto indica que el uso de la fuerza en manifestaciones públicas debe ser excepcional y en circunstancias estrictamente necesarias, conforme a los principios internacionalmente reconocidos.

Sobre las agresiones contra dos diputados de la unidad en el hemiciclo de la Asamblea Nacional tras negárseles el derecho de palabra, la Comisión destacó que las voces de oposición son imprescindibles para una sociedad democrática. Sin esta presencia, añade,  no es posible el logro de acuerdos sobre las diferentes visiones que prevalecen en la sociedad venezolana.

Para ello, según la CIDH, el Estado debe investigar todos los hechos de violencia, hostigamiento, amenazas, presiones ilegítimas y amedrentamiento contra funcionarios.

 

Debería ser bien recibido. Carlos Ayala Corao, ex presidente de la CIDH, explicó que un llamado como el hecho ayer por la CIDH debe ser bien recibido por el Estado del que se trate. “Se supone que un Estado democrático debe ver en la CIDH un órgano colaborador y un aliado en la defensa de los derechos humanos de los ciudadanos bajo su jurisdicción. Un comunicado como el de ayer debe servir para que el Estado adopte las medidas necesarias para solventar la situación planteada”, dijo.

El jurista indicó que es perfectamente cónsono con los deberes de ese organismo que, luego de haber tenido una comunicación privada con representantes del Estado venezolano, se hayan procedido a hacer un llamado público para que Venezuela garantice los derechos de las personas que estén bajo su jurisdicción.

 “Es natural dentro del mandato que tiene la CIDH -como un órgano principal de la Carta de la OEA- que se dirija a los Estados miembros, dentro del mandato que los propios Estados le han asignado, para que supervise y haga seguimiento a las situaciones que pueden comprometer violaciones de los derechos recocidos en la Declaración y la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, dijo.


 Rechazo. El presidente, Nicolás Maduro rechazó el exhorto del organismo internacional a través de su cuenta en Twitter: “La cuestionada y desprestigiada CIDH vuelve a arremeter contra la democracia y el pueblo venezolanos. Una vez más la rechazamos y repudiamos”.











Caso Rivero en la OEA


Dirigentes de Voluntad Popular pidieron a la Organización de Estados Americanos que fije posición sobre el caso del general retirado   Antonio Rivero, dirigente nacional de esa organización privado de libertad y en huelga de hambre  desde hace 14 días.

En una comunicación vía web VP denuncia que Rivero ha sido víctima de persecución política, que busca extenderse a toda la dirigencia opositora, al imputársele el delito de asociación para delinquir, tipificado en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, por el hecho de pertenecer a ese partido político.

Voluntad Popular respalda la aplicación en Venezuela de la Carta Democrática Interamericana, solicitada por diputados de la MUD ante lo que consideran expresa violación de los derechos fundamentales y evidente falta de independencia de los poderes públicos, vistas particularmente en este caso.




Proteger la vida de los reclusos

 El  31 de enero la CIDH exigió al Gobierno proteger vida de los reclusos




yamsj

lozanoperafan

yurbano@el-nacional.com

dlozano@el-nacional.com