• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Petición ante OEA activará debate sobre democracia

La OEA ) el 22 de marzo como fecha prevista para la celebración de una Asamblea General extraordinaria sobre el proceso de reforma de la CIDH | EFE

OEA | EFE

El abogado Héctor Faúndez dijo que no se cuenta con votos para adoptar resoluciones contra El Estado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La solicitud de los diputados de oposición ante la Organización de Estados Americanos para que se active la Carta Interamericana Democrática está bien argumentada y eso es importante, pero no necesariamente se traducirá en una sanción para el Estado.  

Así lo señaló Héctor Faúndez, experto en Derecho Internacional, quien explicó que para que proceda alguna resolución se requieren 24 votos, es decir, dos tercios de los Estados miembros de la OEA.  Añadió que con 14 votos a favor el Gobierno podría impedir cualquier medida en su contra y refirió que Venezuela cuenta con el respaldo de 14 países del Caribe, a lo que sumarían los países del Alba más Argentina, entre otras naciones.

“Sin querer desanimar, la solicitud opositora pondrá en el tapete la discusión sobre lo que ocurre en el país, lo cual podría darse en el Consejo Permanente o en la Asamblea General de la OEA que se celebrará el mes próximo, sobre todo en un momento en el que hay sospechas de fraude en las elecciones presidenciales y el Gobierno ha perdido apoyo externo como ocurrió en el caso de Perú”, sostuvo.

Añadió que la situación de Mercosur es “delicada” justo cuando tramita alianzas comerciales con la Unión Europea, y dijo que el Gobierno de Colombia, sin ser cercano ideológicamente al presidente Nicolás Maduro, no quiere enfrentarse a Venezuela.

Faúndez dijo que en el debate en la OEA deberán abordarse aspectos relativos a si existe una ruptura del hilo constitucional en el país, si el gobierno de Maduro es legítimo y si no lo fuese qué pasaría, si existe o no un gobierno alternativo y evaluaría si recomienda la repetición de elecciones presidenciales.

Explicó que la OEA no expulsa a ningún país. Ni siquiera lo ha hecho con Cuba. Pero se desconocen los gobiernos como ocurrió luego de la salida de Manuel Zelaya de la Presidencia de Honduras en 2009.


Gestiones. En enero de 2003 el entonces secretario general de la OEA, César Gaviria, anunció la creación del grupo de Países Amigos de Venezuela, cuyo objetivo fue buscar una salida pacifica al conflicto interno luego de 45 días de paro nacional que comenzó a finales de 2002. El grupo lo integraron Brasil, Chile, España, Estados Unidos, México y Portugal.

En febrero de ese año los integrantes de la Mesa de Negociación y Acuerdos firmaron un pacto contra la violencia, a favor de la paz y la democracia. El documento fue suscrito por el Gobierno, la Coordinadora Democrática, el empresariado y la Confederación de Trabajadores de Venezuela bajo la mediación de Gaviria.


Resoluciones

Héctor Faúndez destacó que en Venezuela no se ha aplicado la Carta Democrática Interamericana y que no basta con mencionar algunos de sus artículos para que procedan sanciones. Subrayó que en 2002 estuvo cercana la ejecución del mecanismo y en 2004 hubo invocaciones al texto de la OEA.

El 13 de abril de 2002, luego de los sucesos que originaron la salida de Hugo Chávez de la Presidencia de la República, la organización condenó la alteración del orden constitucional y los hechos violentos que causaron la pérdida de vidas humanas. También expresó su solidaridad con el pueblo y exhortó a la normalización de la institucionalidad, como parte  de la Carta Democrática Interamericana. La OEA envió al país una misión encabezada por el secretario general, César Gaviria, y se instó al Gobierno y a la oposición a desarrollar un proceso de diálogo.

El 26 de agosto de 2004, luego del referendo revocatorio presidencial, el Consejo Permanente aprobó una resolución en la que reconoció el comportamiento cívico del pueblo y la ratificación del mandato del presidente Hugo Chávez. La OEA subrayó la contribución de Gaviria y del Grupo de Países Amigos en la facilitación del proceso que llevó al referendo celebrado el 15 de agosto de 2004; llamó a todos los actores a respetar los resultados emitidos por el CNE y avalados por la Misión de Observación Electoral y el Centro Carter, entre otras instancias.