• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“A los que mandan les importa más Snowden que la salud del pueblo"

Henrique Capriles Radonski / Alexandra Blanco

Henrique Capriles Radonski / Alexandra Blanco

El gobernador de Miranda les advirtió a quienes gobiernan el municipio: “¡Se van!, y cuidado con raspar la olla en el último minuto”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, afirmó: “A los que están mandando les importa más el señor en Rusia que el Victorino Santaella y la salud del pueblo”, expresó.

A quienes gobiernan en el municipio les dijo: “¡Se van!, y cuidado con raspar la olla en el último minuto”.

Las afirmaciones las realizó ayer, cuando entregó un módulo de atención primaria Su Salud Miranda, en el que recibirán atención médica los funcionarios y familiares de los trabajadores del Gobierno regional.  

“En la vida hay que comparar y en Miranda el pueblo tiene una gran oportunidad de hacerlo. Aquí ofrecemos un servicio de salud de primera, a diferencia del que  brinda el Gobierno. Ahí vemos en las condiciones que se encuentra el Hospital Victorino Santaella. Si ese centro asistencial funcionara como debiera, no habría sido necesario construir un Pronto Socorro. Pero a quienes están mandando no les importa eso, a ellos lo único que les interesa es el poder, el dinero y mandar”, aseveró.

Criticó a quienes usan la política en la región “para dividir”. “Aquí hay personas cerquita que andan viendo cómo nos obstaculizan la gestión, quítenle esto y aquello, y ¿a quién perjudican? Al pueblo”.


El cambio. Capriles insistió en la necesidad de un cambio en el país y aseguró que asume su responsabilidad como promotor del cambio. “La lucha tiene que ser de todos los días. Tenemos que ser protagonistas y no espectadores. Hay que trabajar para lograr el cambio, y esto no se logra de un día para otro. Mi llamado es para que el pueblo abra los ojos, porque al grupito de enchufados no les importan que no tengamos hospitales en buenas condiciones, que maten a alguien en la calle, que no consigamos los alimentos y que no tengamos papel higiénico. Pero nos dicen que tenemos patria. Además, han hipotecado al país y regalado nuestros recursos en el mundo”.

“Aquí no alcanza el salario. Todo se puso por las nubes, pero los salarios por el piso”, añadió.