• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Falta de papel afecta la libertad de expresión

 A El Nacional se le asignaron 4.763.000 dólares para traer 6.200 toneladas, a un costo de 768,23 dólares | Archivo

El diario español ABC advirtió el cierre inminente de diarios por la crisis en el suministro de papel | Archivo

Medios internacionales se hacen eco de la escasez de material para los diarios venezolanos por el retraso en la aprobación de divisas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La limitación en el acceso a los dólares para comprar papel se considera una presión indirecta del Estado contra la libertad de expresión. Luisa Torrealba, coordinadora general del Instituto Prensa y Sociedad, afirmó que las trabas para la obtención de divisas y la proliferación de nuevos requisitos, como certificados de no producción nacional, afecta tanto a los medio como a las audiencias. “El contenido de información para los lectores se ha reducido porque algunos diarios pequeños han dejado de circular y otros han comenzado a reducir drásticamente su número de páginas”, dijo.

Las presiones indirectas del control cambiario se unen a un esquema de limitación de la libertad de prensa, analizó Torrealba. “Otro mecanismo ha sido el judicial, con el que el gobierno ha logrado censurar informaciones de sucesos en El Nacional y El Universal, y consiguió multar a Tal Cual. También logró que por orden de un tribunal no se pudieran publicar noticias sobre el derrame petrolero en el río Guarapiche”, indicó. Una tercera vía de presión –añadió– es la distribución desigual de la publicidad oficial, que abunda para los medios con líneas editoriales favorables al oficialismo y cuyos criterios de adjudicación no ha publicado el gobierno.

Eco internacional

La prensa internacional se hizo eco de la escasez de papel que afecta a los periódicos venezolanos. El diario español ABC alertó sobre el inminente cierre de medios impresos, que desde mayo de 2013 no han tenido acceso a dólares para reponer sus inventarios de papel. La negación de la divisas –explica el rotativo– traería un efecto dominó en el sector: al diario El Impulso le queda papel para operar por solo tres semanas más; a El Nacional  y El Correo del Caroní les queda material para un mes, mientras que El Nuevo País podrá sostenerse poco menos de un mes más. La crisis produjo el año pasado el cese de operaciones de dos diarios regionales Antorcha, de Anzoátegui, y El Sol de Maturín, de Monagas.

El diario mexicano Reforma destacó que los retrasos de las autoridades venezolanas para autorizar la entrega de dólares no solo amenaza la viabilidad de los impresos, sino que “representa una agresión para la libertad de expresión”.