• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Piden a CIDH condena al Estado por violar derechos el 14A

Ramón José Medina, secretario ejecutivo adjunto de la MUD/ Archivo

Ramón José Medina, secretario ejecutivo adjunto de la MUD/ Archivo

La Comisión Interamericana no puede anular los comicios, pero sí exhortar a que se realicen unos nuevos. Es decisión de Venezuela acatar la petición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un equipo de abogados del Comando Simón Bolívar, integrado por Ramón José Medina y Enrique Sánchez Falcón, entregó ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos –un día antes de que se haga efectiva la denuncia de Venezuela de la Convención Americana– un “petitorio de salvaguarda de derechos fundamentales” del país.

Medina explicó que esperan que tras un decisión de la CIDH se anulen y repitan las elecciones. “Fueron unas elecciones fraudulentas. Vinimos a una instancia que conoce de violaciones de derechos humanos para pedir a la comisión que condene al Estado venezolano y que lo obligue a restablecerlos”, agregó.

No se trata de una impugnación a los resultados electorales, porque  la CIDH es un organismo externo y no tiene la autoridad para anular los comicios. Lo que se busca con el recurso es una decisión sobre la violación a los derechos fundamentales en las presidenciales, concretamente en materia electoral y de participación ciudadana, señaló Liliana Hernández, integrante del equipo electoral del CSB.

El abogado especialista en Políticas Públicas Manuel Rojas Pérez explicó que, si se habla de impugnación, se pretende suspender los efectos de la elección, mientras que el recurso que se llevó a la CIDH busca denunciar las irregularidades sin exigir una medida específica.

“Las instancias internacionales no tienen competencia directa para anular. Pueden verificar que hubo una violación del derecho a las libertades democráticas e individuales (caso voto asistido) y exhortar al CNE a realizar unas nuevas elecciones”, agregó.

Dijo que si el Estado no presta atención a lo que pida la CIDH se podría aplicar la Carta Interamericana de los Derechos Humanos a Venezuela, lo que acarrearía ciertas sanciones.

Celeridad. Hernández explicó que el recurso que se llevó a la CIDH es más parecido al de la impugnación total que se introdujo en el TSJ, que abarca todo el proceso electoral.

Rojas justificó que se trate de un recurso sin demasiados detalles porque las instancias internacionales no se pondrán a verificar qué pasó en cada mesa de votación. Agregó que analizarán si se violaron los derechos humanos.

Hernández reiteró que todo lo que se haya presentado antes de hoy puede ser evaluado por la Corte-IDH, aunque admitió que es un proceso lento. El CSB pidió a la CIDH que dé una respuesta antes de los comicios del 8D.

Rojas indicó que como el recurso se entregó  antes de la denuncia de la Convención, lo ideal para la oposición es que el caso llegue a la Corte-IDH.

"No me voy a poner de rodillas"

El líder de la oposición Henrique Capriles Radonski aclaró que el documento que entregó el Comando Simón Bolívar ante la CIDH es un “petitorio de salvaguarda de los derechos” del pueblo.

“Tal como lo señalamos, vamos a defender los derechos de nuestro pueblo en todas las instancias”, escribió en su cuenta de Twitter.

El gobernador de Miranda recordó que la oposición lucha por aclarar lo que ocurrió el 14 de abril desde ese mismo día. “Ustedes saben lo que ha pasado, no me voy a poner de rodillas ante esa gente. Tengo fe en lo que estamos haciendo”, expresó durante una entrega de enseres en San Diego de los Altos, en el municipio Guaicaipuro.

Detalló que el petitorio cuenta con más de 250 páginas. El documento argumenta que antes, durante y después de las elecciones se violaron artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos relativos a los derechos de los ciudadanos a votar, a la libertad de expresión y ciertas garantías judiciales.

El texto cuestiona no sólo los sucesos del 14 de abril, sino el ventajismo y los abusos de poder evidenciados antes y después de la elección.

Capriles reiteró que la salida a la crisis política que actualmente vive el país está en la Constitución. “Nuestra lucha es democrática y pacífica, aunque haya quienes dicen que no saldremos de esto. Los venezolanos no somos violentos”, añadió.