• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“¡Ya basta de violar los derechos humanos de nuestros hijos!”

“La Tumba” del Sebin-Plaza Venezuela es descrita como La Rotunda de Gómez, con mecanismos más sofisticados, dicen allegados de los detenidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El llanto de las madres de los estudiantes presos por manifestar se transformó en acciones y planes. “¡No estamos derrotados!”, dice la madre de Gerardo Resplandor, Damelis Veracierta, como consigna para superar el trauma de constatar cómo su hijo soporta el encierro en el Sebin, desde hace más de un año.

“¡Ya basta de violar los derechos humanos de nuestros hijos!”, exigió en un encuentro del Centro por la Paz y Derechos Humanos de la UCV con organizaciones defensoras de los derechos humanos y familiares de los jóvenes presos.

La tertulia sirvió para comparar a La Rotunda, cárcel usada en la dictadura Juan Vicente Gómez, con “La Tumba” del Sebin-Plaza Venezuela, y acordar acompañar los reclamos de justicia.

“El calabozo de castigos está bajo tierra, a una temperatura de 10 grados centígrados”, denunció Eduardo Torres, coordinador del CPDH-UCV, quien añade otros elementos que contribuyen a la impunidad: el retardo procesal y que 80% de los jueces son provisorios “que obedecen las órdenes del gobierno”.

La cifra de presos políticos en Venezuela es de 89, según Torres. “Único delito: protestar”, indicó.

Luis Betancourt Otaiza recordó cómo su padre, el teniente Pedro José Betancourt, sufrió violaciones a su integridad en La Rotunda por oponerse a Gómez, luego de ser encerrado en 1919. “Los mecanismos de la tortura se han sofisticado. Dejan la luz encendida las 24 horas del día para que los presos no duerman. Son torturas físicas y psicológicas que muestran el corte Stalinista del gobierno actual”, afirmó.

Como propuesta, David Morales, del movimiento estudiantil, emplazó a la CIDH a visitar las cárceles donde están los presos políticos, en especial “La Tumba”. “Allí, en condiciones infrahumanas, estuvo seis meses Gerardo Carrero. No veía el sol. Las 24 horas tenían encendida la luz”.

Raily Baduel, hija del general retirado Raúl Baduel, relató cómo sufre vejámenes al ir a visitar a su hermano en Tocuyito; sin embargo, lee la carta de su familiar y de Alejandro Tirado, en la cual, en lugar de expresar desánimos, exhortan a los venezolanos a seguir en la lucha por la democracia. “¡A mantenerse firmes ante este Estado forajido”, instan. “Hemos sido intimidados, vejados, pero seguimos adelante. Ellos inyectan valor y fuerza”.

El caso del arquitecto Lessi Marcano, astrólogo-vidente conocido como @hipolita, es muestra de negación de justicia. Está en el Helicoide pero debió salir el 29 de enero, cuando se celebró la audiencia preliminar, y se acogió a la “suspensión condicional de la pena”. Fue condenado a un año y siete meses, pero la fiscal Katherine Harrington, a través de su auxiliar, se opuso a que el tribunal de control le diera (como le correspondía por ley) su libertad inmediata. Marcano cuenta con evaluaciones del Ministerio de Prisiones desde hace dos semanas, pero no se envían, lo que impide salir en libertad.