• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Rechazan cierre de espacios para buscar justicia

Leopoldo López, en compañía de Delson Guarate y Tonny Real, candidatos a las alcaldías de municipio Mario Briceño Iragorry y Girardot del estado Aragua | Cortesía prensa VP

Leopoldo López, en compañía de Delson Guarate y Tonny Real, candidatos a las alcaldías de municipio Mario Briceño Iragorry y Girardot del estado Aragua | Cortesía prensa VP

El coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, dijo que a partir de hoy hay “un antes y en después” para Venezuela, y aseguró que tras la decisión el gobierno de Nicolás Maduro se convirtió en una dictadura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la oposición el rechazo a la denuncia de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la automática salida de la Corte Interamericana de los DD HH fue unánime. Partidos como Copei, Un Nuevo Tiempo, Alianza Bravo Pueblo, Voluntad Popular y Primero Justicia coincidieron en que la decisión deja a los venezolanos con menos espacios para buscar la justicia que no encuentran en casa, donde “todos los poderes están secuestrados por el oficialismo”. La organización Venezuela Awareness Foundation compartió la opinión.

El coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, dijo que a partir de hoy hay “un antes y en después” para Venezuela, y aseguró que tras la decisión el gobierno de Nicolás Maduro se convirtió en una dictadura, un término que la oposición se cuidó de utilizar antes.

Recordó que, aunque los sistemas unificados de protección de los derechos humanos son uno de los principales logros tras las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial, las dictaduras siempre se han resistido a apoyarlos.

“Sólo en una dictadura se hacen planteamientos contra los derechos humanos, como ocurrió en regímenes como los de Jorge Videla en Argentina o de Alberto Fujimori en Perú”, añadió.

El dirigente opinó que la verdadera intención del Gobierno es aislarse para aumentar su arbitrariedad. Hizo un llamado de atención a los gobiernos demócratas que se hacen de la vista gorda porque son beneficiarios de inmensos contratos.

La diputada al Parlatino Delsa Solórzano afirmó que con la decisión de abandonar la Corte- IDH Venezuela queda supeditada a las opiniones que pueda emitir la Comisión Interamericana. “Aunque son vinculantes, sabemos que el Estado no cumple con estas opiniones. La CIDH queda atada de manos porque no tendrá una instancia jurisdiccional a la cual acudir”, agregó.

Jesús Alberto Barrios, miembro de la dirección nacional de Copei, dijo que el Gobierno sólo busca gobernar sin control internacional y aseguró que la decisión es contraria al espíritu de la Constitución, que legitima en su artículo 31 a los organismos internacionales de derechos humanos, como la Corte-IDH.

La organización de derechos humanos Venezuela Awareness Foundation indicó que la decisión del Gobierno inicia “una etapa oscura y un panorama desolador".

En un comunicado expresa: “Las víctimas no tienen color político. Cualquier ciudadano puede ser víctima y no tendrá a dónde acudir porque el Poder Judicial venezolano se encuentra secuestrado, trabaja con todo su poder contra las víctimas y se le coarta el derecho constitucional de acudir a instancias internacionales”.