• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

El asesinato de Kluivert Roa: sangre en manos de un policía

Sangre en manos de un policía | Foto: Archivo

Sangre en manos de un policía | Foto: Archivo

El hecho que conmocionó a Venezuela y el mundo llevó a que cantantes, figuras políticas y religiosas, como el papa Francisco, lamentaran la muerte del joven 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Kluivert Ferney Roa nació en San Cristóbal, Táchira, el 3 de noviembre del año 2000. Era uno de los tres hijos de Erick Roa y Vivian Núñez Roa. Estudiaba segundo año de bachillerato en el Colegio Agustín Codazzi de San Cristóbal y fue miembro del Movimiento Scout en Venezuela. 

Ferney Roa, quien al momento de su muerte tenía apenas 14 años, fue asesinado por un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana en una protesta contra el mandatario venezolano Nicolás Maduro.

El 24 de febrero de 2015, Roa salió de clases y se encontró con una manifestación que se llevaba a cabo desde aproximadamente las 10:30 am en Barrio Obrero, cerca de las instalaciones de la Universidad Católica del Táchira, relataron los testigos del hecho. 

Roa no estaba manifestando

"Roa ayudaba a un estudiante herido, cuando en ese momento uno de los manifestantes se percató de que se acercaban los efectivos de seguridad. El joven se escondió debajo de un coche, pero lo descubrieron y le dispararon a quemarropa", aseguró uno de los testigos que se encontraba en el momento del asesinato. 

Un impacto de bala a la altura del cráneo, con exposición de masa encefálica, acabó con la vida del estudiante. 

El joven fue trasladado al Hospital Central de San Cristóbal. Sin embargo, Roa se encontraba sin signos vitales desde las 11:00 am.

El responsable

Javier Osias Mora Ortíz. Un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana. 

Mora Ortíz fue detenido y recluido en la cárcel de Santa Ana en el Táchira. Sus cargos: delitos de homicidio intencional calificado por motivos fútiles e innobles, uso indebido de arma orgánica y quebrantamientos de pactos y convenios internacionales.

El Ministerio Público, el 8 de abril del mismo año, condenó a 18 años al policía imputado de asesinato. Los fiscales 79° nacionales y 16° del estado Táchira, Dilcio Cordero y Karina Hernández, respectivamente, ratificaron la acusación contra el PNB por incurrir en los delitos antes mencionados.

Carmen Meléndez, quien en ese momento era la ministra de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, condenó a través de su cuenta en Twitter el asesinato del estudiante de bachillerato: “Seremos implacables en la aplicación de la Justicia y la Ley”.

Al igual que Meléndez, el ex presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello Rondón, repudió el asesinato del adolescente. Cabello tildó el hecho de “muy raro y muy extraño”.

"Queremos desde aquí repudiar el uso de la violencia como arma política y el asesinato de personas con fines políticos. Repudiamos desde lo profundo de nuestro corazón el asesinato de un niño, del niño Kluivert Roa, en el estado Táchira. Eso es muy raro, en verdad, muy raro (…) dispararle así a un niño de 14 años”.

La resolución de Padrino:

La 008610 era la resolución del Ministerio de la Defensa, publicada en la Gaceta Oficial del 27 de enero de 2015, que establecía un nuevo modelo de control militar del orden público incluyendo el “uso de la fuerza potencialmente mortal, bien con el arma de fuego o con otra arma potencialmente mortal”.

Indicaba que la ley era el último recurso para “evitar los desórdenes, apoyar la autoridad legítimamente constituida y rechazar toda agresión, enfrentándola de inmediato y con los medios necesarios”.

Aunque esta contradecía el artículo 68 de la Constitución: “Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.

Esta resolución no distinguía entre manifestaciones pacíficas y violentas.

Maduro defendió la resolución, pero lamentó los hechos

“Defiendo a toda la Fuerza Armada, defiendo al compañero general en jefe, comandante estratégico operacional y ministro del Poder Popular Para la Defensa, Vladimir Padrino López”.

Aun con la muerte del estudiante, el mandatario Nicolás Maduro siguió apoyando la resolución, aunque lamentó el hecho que finalizó con la vida del joven.

“Estos muchachos son captados por sectas, lo digo, son como sectas de la derecha. Ustedes son muy jóvenes y no saben lo que fue la secta Tradición, Familia y Propiedad. Fue una secta creada por la CIA para formar fanáticos”.

También afirmó que los policías declararon que fueron golpeados y atacados con piedras "y por eso uno de ellos accionó el arma".

A estas declaraciones, el padre del joven asesinado respondió: “El presidente dice que él pertenecía a una secta de la derecha. No, presidente. Era un niño de 14 años que tenía ilusiones y muchas ganas de vivir. Era cristiano evangélico y su gozo era alabar a Dios. Practicaba deportes, pertenecía a los scouts de Capacho, quería seguir los pasos de su hermano que está próximo a graduarse como profesor de Educación Física. Presidente, no tiene por qué decir tantas idioteces. Yo quiero que me digan la verdad”.

“Mi hijo no era chavista, mi hijo era mi hijo y tenía muchas ilusiones”.

"Por lo que más quiera señor presidente, usted es padre, mi hijo solamente tenía 14 años y pasaba por ahí. Yo se lo pido de todo corazón, en Venezuela hay amor y paz, pero hoy estamos matando a inocentes", respondió también la madre de Roa.

Recordando el momento, la madre del joven declaró: "A mí me llamaron al mediodía. Mi hijo salió a las 11:30 am del colegio, pasaba por allí y en medio estaba la manifestación… Y pasó lo que pasó, me llamó la directora del colegio a las 12:00 pm diciendo que mi hijo estaba herido y cuando llegué al hospital estaba muerto".

Duelo y despedida 

El hecho que conmocionó a Venezuela y el mundo llevó a que cantantes, figuras políticas y religiosas, como el papa Francisco, lamentaran la muerte del joven.

Lizandro Diaz Acosta, comisionado de la Región Scout Táchira, decretó luto y suspensión de actividades en el Movimiento Scout por el hecho. Asimismo, la Asociación Scouts de Colombia declaró tres días de luto, desde el 23 hasta el 25 de febrero de 2015.

Las calles del país se llenaron de manifestaciones, pero la presencia mayor se vio en la despedida de Roa, donde pidieron por la paz del país. Hasta ese momento, ya seis estudiantes habían sido asesinados por fuerzas de seguridad. 

El miércoles 24 de febrero de 2016, se  cumplió  un año del asesinato de Kluivert Roa. Compañeros, familiares y vecinos participaron en una misa en honor al liceísta.

En la eucaristía estuvo presente el padre del joven, Erick Roa, quien reconoció que aunque el agente de la PNB Javier Osías Mora Ortiz fue sentenciado a 18 años de cárcel, hay una acción interpuesta contra más funcionarios por su presunta participación directa e indirecta en el homicidio.

Se sabe, hasta ahora, que hay 11 policías más que están identificados. Los padres del joven piden que no se engavete este caso.