• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Piden revertir retiro de la Corte

Guadalupe Merengo, de Amnistía Internacional | Archivo

Guadalupe Merengo, de Amnistía Internacional | Archivo

Amnistía Internacional considera que la decisión del Gobierno constituye un grave retroceso en la protección de los venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Venezuela debe revertir inmediatamente su decisión de denunciar la Convención Americana de Derechos Humanos y comprometerse a la real protección de todas las personas”, señaló Amnistía Internacional en un comunicado divulgado ayer.

En vista de que el próximo 10 de septiembre entrará en vigencia la medida resuelta hace un año, la ONG internacional recordó que todos los venezolanos quedarán fuera de la tutela que ofrece la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“La decisión es una afrenta a las víctimas de violaciones de derechos humanos y pone en riesgo a generaciones futuras de venezolanos. Además, va en contra de la propia Constitución venezolana que garantiza el acceso a órganos internacionales para solicitar amparos,” dijo Guadalupe Marengo, directora adjunta del Programa América de Amnistía Internacional.

En opinión de Marengo, la actitud del Gobierno venezolano es contradictoria: “Por un lado, enarbola la bandera de la ratificación universal de la Convención Americana sobre Derechos Humanos e insta a otros países a suscribir dicho instrumento, pero al mismo tiempo la denuncia y priva a sus habitantes la posibilidad de acceder a una de sus instancias de protección”.

En el documento se explica que los sistemas regionales e internacionales de protección de los derechos humanos fueron creados para garantizar a toda la población una instancia supranacional, a la cual acudir cuando no se ha obtenido justicia y reparación por violaciones de derechos humanos en sus propios países.

Aministía Internacional recordó que Venezuela recientemente apoyó una resolución que insta a los miembros de la Organización de Estados Americanos a ratificar todos los instrumentos jurídicos sobre derechos humanos de la región, en particular la Convención Americana, y que también ha apoyado iniciativas similares en los ámbitos de Mercosur y Unasur.

“El sistema interamericano de derechos humanos ha sido la única posibilidad de obtener justicia de miles de víctimas y familiares en todo el continente. Privar a los venezolanos y venezolanas de la opción de acudir a la Corte es escandaloso,” sentenció Marengo.