• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Temen uso de la AN para eliminar adversarios

Tobías Bolívar | ALEXNYS VIVAS

Tobías Bolívar | ALEXNYS VIVAS

Monitor Legislativo afirma que la inmunidad parlamentaria es una fórmula de protección jurídica que permite a los diputados realizar las actuaciones propias de su investidura en un marco de libertad y sin que puedan ser objeto de presiones, con el fin de acallarlos o limitar su accionar político

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La alianza de organizaciones no gubernamentales, Monitor Legislativo, criticó el procedimiento seguido por la Asamblea Nacional para allanar la inmunidad parlamentaria del diputado Richard Mardo. En un comunicado la ONG advirtió sobre las consecuencias políticas de la medida.

“Preocupa a las organizaciones que integran Monitor Legislativo las consecuencias que puede tener el que la Asamblea Nacional, como institución, esté siendo utilizada como herramienta de eliminación de adversarios políticos, pues la experiencia indica que esto genera un aumento de la violencia política o autocensura de diputados y demás venezolanos que por temor a ser víctimas del abuso de poder no se atreverán a realizar investigaciones, criticas, denuncias, es decir, cumplir con sus tareas ciudadanas”.

En la nota Monitor Legislativo afirma que la inmunidad parlamentaria es una fórmula de protección jurídica que permite a los diputados realizar las actuaciones propias de su investidura en un marco de libertad y sin que puedan ser objeto de presiones, con el fin de acallarlos o limitar su accionar político.


Condena. Según la ONG el procedimiento aplicado por la plenaria de la Asamblea Nacional en su sesión del martes 30 de julio es contrario a lo establecido en el artículo 187, numeral 20, de la Constitución, referido a la separación temporal de un diputado, así como del artículo 49, numerales 1 y 2, relativos al derecho a la defensa y a la presunción de inocencia.

Monitor Legislativo también condena las condiciones bajo las cuales la Comisión de Contraloría de la AN llevó adelante el caso: “Sin recibir los alegatos de la defensa de Mardo y sin que este o sus abogados pudieran conocer el informe resultante de la investigación, violándose así el derecho a la defensa y la presunción de inocencia del acusado”.

La alianza solicita que se investiguen las denuncias contra Mardo, pero con respeto al ordenamiento jurídico.


Protesta. El diputado Tobías Bolívar (AD), integrante de la Comisión de Defensa, se retiró ayer de la reunión de la comisión, en protesta por el allanamiento a la inmunidad de Richard Mardo.

“El objetivo del PSUV es ir eliminando a los diputados de la alternativa democrática para obtener la mayoría necesaria para aprobar, sin diálogo ni debate, a los miembros del CNE, del TSJ y al contralor. No se asombre nadie que mañana aparezca alguno de nosotros con una maleta llena de drogas, todo para que los diputados se vendan o se entreguen, pero no lo van a lograr”, dijo.

La autorización de la AN al TSJ para que proceda a enjuiciar a Mardo fue publicada en la Gaceta Oficial 40217 de fecha 30 de julio de 2013.


Allanamiento al estilo de la cuarta

El artículo 145 de la Constitución de 1961 establecía que el allanamiento se determinaba mediante acuerdo razonado, aprobado por la mayoría simple de sus miembros. El mismo caso ocurrió ayer luego de 20 años con el diputado Richard Mardo.

En 1962 el escenario era mas fácil para el grupo de parlamentarios: sólo bastaba crear la comisión que investigaría al parlamentario y el Congreso, con el voto de la mayoría más uno, allanaba su inmunidad. Esto ocurrió en mayo con Eloy Torres (PCV).

Para 1987 el turno fue para Hermocrátes Castillo, de Opina, que, pese a las contradicciones propias en los debates entre los diputados que integran la Asamblea Nacional, también fue despojado de la prerrogativa por presunto narcotráfico con el voto unánime.

En 1993 la denominada Cámara de Diputados acordó quitarle la garantía constitucional a Reinaldo Figueredo y al senador Alejandro Izaguirre. Estas serían las primeras de ese año, con la mano alzada de la mitad de los diputados más uno.

En el segundo trimestre de 1993 el Senado allanó la inmunidad parlamentaria del ex presidente Jaime Lusinchi y nuevamente en 1994 por malversación de fondos.

El 26 de marzo de 2010, con nueva Constitución, por voto nominal levantaron la inmunidad parlamentaria al diputado Wilmer Azuaje. La decisión se tomó con 105 a favor y 6 en contra y la ausencia del bloque de PPT. Para ese entonces se violó el reglamento de interior y de debate porque se necesitaban los votos de las tres quintas partes de los diputados de la AN.