• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Carlos Guyón: Debe haber un pacto nacional

Carlos Guyón | Omar Véliz

Carlos Guyón | Omar Véliz

El militar retirado lamenta ver cómo ex compañeros de armas llegaron al poder para enriquecerse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carlos Guyón acompañó a Hugo Chávez en la asonada del 4F de 1992 y hoy considera que las razones del alzamiento están vigentes: “Pobreza; entrega de soberanía a Cuba, China y Bielorrusia, y la quiebra del país, que provocará una implosión si la sociedad permanece inerte”. Sin embargo, no cree que la salida sea militar, sino constitucional, a través de una asamblea constituyente o una dirección colegiada de gobierno.

Recorrerá el país con la propuesta de “un gran pacto nacional” que incluya a “chavistas decentes”, opositores e independientes que piensen más en la nación que en sacar beneficios personales, en una cruzada inspirada en la del canciller Konrad Adenauer, que en 1949, después de la Segunda Guerra Mundial, sacó a Alemania de la pobreza. “Alemania recibió 1.488 millones de dólares en 3 años para la reconstrucción, mientras que a Venezuela en los últimos 14 años ha ingresado el equivalente a 4 planes Marshall y está quebrada, deteriorada y a punto de colapso aunque cuenta con recursos para salir de la crisis”.

—¿Cuál es la traba para unir al país?

—El enamismo político; la ausencia de liderazgo ante un régimen que se caracteriza: uno, por la unidad de propósito de destruir el aparato productivo para instaurar un capitalismo de Estado controlado por los Castro desde Cuba, con Nicolás Maduro como títere; y dos, el uso de los recursos de Pdvsa para vender “la revolución castro-comunista.

—¿Cómo puede lograrse esa alianza?

—Entendiendo la necesidad de un liderazgo colectivo que comprenda que Venezuela es un país entregado a China, Bielorrusia, Rusia e Irán. Que hay una invasión de 40.000 cubanos y que la democracia peligra. La apatía no ayuda. Es necesario reeditar la experiencia de 1959 y alcanzar niveles de entendimientos para salvar al país. La idea es reeditar las acciones de fundadores de AD y Copei, que depusieron intereses mezquinos en función de un bien nacional.

—¿La “guanábana” o Pacto de Punto Fijo?

—No. Es revisar esa experiencia, recoger lo bueno y sellar un pacto nacional sin un hiperliderazgo, sino colectivo, que dicte orientaciones a todos los sectores, desde los barrios, campos y comités vecinales sobre cómo salvar la democracia, cómo hacer productivo el país.

—¿Qué dicen en la FAN de esa alianza?

—Rechazan la situación actual. Son conscientes de que estamos peor que antes del 4F. Chávez es el responsable del crecimiento de la pobreza, de la destrucción del país y de la entrega de Venezuela a los cubanos. No propongo conspirar, sino ganar credibilidad entre los militares que critican ser mandados desde La Habana.

—Si se logra esa unidad, ¿qué pasará con las actuales autoridades? ¿Tendrán cabida en el pacto o serán juzgadas?

—Lo primero es lograr el acuerdo nacional. Aquellos que cometieron delitos deben pasar a los tribunales. No pierdo la esperanza de ver tras las rejas a Maduro y a Diosdado Cabello por traición a la patria. Cometieron el acto más vil contra la patria: entregarle la soberanía a los Castro.

—¿Apoya una constituyente?

—La Constitución de 1999 es buena. El problema es que los poderes están secuestrados y se requiere recuperarlos para ponerlos al servicio de la nación, no de un partido como pasa hoy. La constituyente es una vía, pero hay que evaluar los mecanismos legales y acoger la que surja del debate.

—¿Qué opina de la “guerra contra la corrupción”?

—Si se aplica iría todo el Gobierno preso. Dentro de los compañeros del 4F sólo Antonio Rojas Suárez y yo teníamos estabilidad económica; y hoy vemos cómo compañeros andan en yates, tienen caballos y viajan a Dubai. Se han enriquecido a costa del Estado venezolano. Han dilapidado más de mil millardos de dólares.