• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Así violó Yendri Sánchez la seguridad en la toma de Nicolás Maduro

Yendri Sánchez solo quería una ayuda del presidente Nicolás Maduro | Foto: Panorama

Yendri Sánchez solo quería una ayuda del presidente Nicolás Maduro | Foto: Panorama

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tener una patología psiquiátrica de bipolaridad y esquizofrenia puede provocar en la conducta humana ciertos patrones de personalidad, que en algunos casos, pueden ser peligrosos para una nación.

El ciudadano venezolano Yendri Sánchez, a quien le fueron diagnosticadas las patológicas psiquiátricas mencionadas, aún recuerda lo ocurrido en la Asamblea Nacional el pasado 19 de abril de 2013, así lo publicó el portal digital Sumarium.

El joven reveló a Panorama cómo burló siete anillos de seguridad en la toma de posesión del mandatario, ante presidentes e invitados especiales.

“Me puse una chaqueta roja, prestada. Llegué a la Asamblea Nacional y dije que era hijo de Diosdado Cabello. Miraba a los de seguridad a los ojos y hacía la oración en mi mente. Quedaban atontados. No me pedían nada. ‘¡Adelante, camarada!’. Me sentaron al lado de María Gabriela Chávez y el Potro Álvarez. Ella me preguntó: ‘¿Y tú quién eres?’. Le dije que era hijo de Jesse Chacón. Había otros señores encopetados, con paltó, que no supe quiénes eran”, sostuvo Sánchez.

Panorama 

Foto: Panorama 

Mientras esperaban el comienzo del acto, pasapalos “raros” servían a los presentes. Como eran comidas extrañas para él, se las comía imitando la forma como lo hacía el resto.

Hubo un personaje a quien describe como una araña por como comía y agarraba camarones. No sabía cómo metérselo a la boca.

Lo que más pidió a los mesoneros fue “Nestín” (Nestea, un té frío), así le dice él. Y cuando notó que sus zapatos envejecidos dejaron de ponerse negros, necesitó agua para mojarlos, a fin de que no le delataran la pobreza encima.

“Me fui al baño. Jamás había visto algo así. ¡Mucho lujo! Tranqué la puerta. Me tocaron dos veces pero no abrí. Mojé los zapatos y se veían negritos, otra vez. Ensayé mi acto frente al espejo. ¡Me reía solo! Salí cuando escuché por altavoz: ‘Comienza la transmisión en cadena nacional para radio y televisión’. Le dí 15 minutos a Maduro, nada más. Y pasó lo que pasó. Yo quería lograr dos cosas: Ganarle a Juan y pedirle a Maduro ayuda para mi familia. En el interrogatorio Diosdado Cabello, fúrico, me decía: ‘¿Tú que eres, chico? ¿Un seretón?”, sentenció.

Para leer la nota completa, haz clic aquí.