• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

William Saab: A veces los medios de comunicación contribuyen a la discriminación y xenofobia

Tarek William Saab, defensor del pueblo | Foto: AVN

Tarek William Saab, defensor del pueblo | Foto: AVN

El defensor del pueblo participó en la 29º Reunión del Comité Internacional de Coordinación de Institutos Nacionales de Derechos Humanos celebrada en la sede de la ONU en Ginebra 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la 29º Reunión del Comité Internacional de Coordinación de Institutos Nacionales de Derechos Humanos, efectuada en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, Venezuela intervino en contra del racismo, la discriminación y la xenofobia.

El defensor del Pueblo, Tarek William Saab, reiteró que frente a la xenofobia la postura e iniciativas en materia legislativa y de prevención por parte de los gobiernos son fundamentales.

En ese sentido, dijo que desde los parlamentos nacionales, regionales y locales debe impulsarse tanto leyes en materia punitiva y de condena a estos "terribles delitos" como programas educativos y de formación, en los que medios de comunicación social cumplan un papel clave, según una nota de prensa de la Misión Venezuela ante la ONU-Ginebra.

El defensor del pueblo venezolano alertó que en ocasiones son los medios de comunicación los que contribuyen a la discriminación, a la intolerancia y a la xenofobia, fomentando y reforzando conductas culturales negadoras de la igualdad, el respeto y la solidaridad entre los seres humanos.

Indicó que además de promover programas educativos y pedagógicos, es necesario crear campañas de concientización que permitan impulsar la convivencia armónica de la humanidad. Destacó que el Gobierno de Venezuela ha dado importantes pasos en ese sentido.

En el panel sobre delitos y violaciones a los derechos humanos relacionados con la xenofobia y la intolerancia por razones de sexo, color, religión y tendencias políticas e ideológicas, también estuvieron presentes la presidenta de la Alianza Global de Institutos de Derechos Humanos (Ganhri), Beate Rudolf, y el defensor del Pueblo de Sudáfrica, Lourence Mushwana.