• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Votar fue la prioridad para los caraqueños

Pdval no abrió sus puertas pero la gente recogió comida de la calle | Foto Henry Delgado

Pdval no abrió sus puertas pero la gente recogió comida de la calle | Foto Henry Delgado

Centros comerciales, parques y mercados del gobierno estuvieron cerrados por la actividad electoral. Las plazas fueron el punto de encuentro para celebraciones prematuras, mientras que el transporte para La Guaira y Guarenas tuvo deficiencias para que los votantes se movilizaran

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El toque de diana y los fuegos artificiales, que solo resonaron en algunos sectores de Caracas, no hicieron que sus habitantes madrugaran como en años anteriores. Pero a lo largo del día fueron acudiendo de forma masiva a votar en los centros electorales.

El caminar por las calles y avenidas de los caraqueños fue pausado de este a oeste, tráfico de vehículos ligero y las vías como la Cota Mil destinadas a la recreación, estuvieron abiertas ayer para el tránsito. Las santamarías de parques y centros comerciales estuvieron abajo todo el día, pero no los restaurantes y los locales de cadenas de comida rápida que estuvieron abiertos al público.

Solo las plazas fueron el punto de encuentro de las familias desde Catia hasta Petare. Ni el Parque del Oeste y Miranda estuvieron abiertos para la recreación. Entre niños jugando y botellas de licor camufladas en bolsas, las personas pasaron la tarde con el argumento que estaban “celebrando triunfos”.

En la plaza Bolívar los niños jugaron y los adultos esperaron a que abriera la Catedral. El punto llamado “La esquina caliente”, donde algunas personas siempre tienen a la disposición un televisor para ver cadenas del presidente fallecido Hugo Chávez, no estuvo por ese día.

Ni buhoneros ni bachaqueros de Petare y Catia dejaron de trabajar. Decidieron cubrir la demanda que dejaron los automercados del gobierno que no abrieron este domingo pese al  horario navideño. La santamaría del mercado de Catia no abrió, tampoco los Bicentenario ni mercados Pdval. La venta de pernil solo se vio hasta el sábado.

En Catia, desde temprano los vecinos compraron lo usual. Sin congestión, los peatones sorteaban calles para comprar y algunos rezagados, que no llegaron a tiempo para encontrar las hortalizas frescas, recogían del piso las que dejaron los buhoneros frente a un Pdval que tiene meses sin abrir.

“A las 9:00 am abrí como todos los domingo mi puesto. Luego mis compañeros lo cuidaron y me fui a votar. Nos vamos antes de que se haga de noche. No por miedo, sino para esperar los resultados en casa. El que ganó, ganó y si perdió, perdió”, expresa una buhonera de Catia.

En Petare los vendedores informales tenían más euforia. Vociferaban que se iban a las 11:00 pm o más tarde porque el anuncio del Consejo Nacional Electoral se debía recibir en la calle. “Hubo más ventas será por Navidad o por las elecciones, pero lo bueno es que la policía hoy no vino con su corrupción a cobrarnos vacuna”, expresó otro vendedor de hortalizas en Petare.

Movilidad. Quienes vinieron de La Guaira y Guarenas para votar en Caracas tuvieron problemas con el transporte. A las 2:00 pm las colas eran de dos cuadras y no llegaba ninguna unidad a las paradas de Capitolio, El Marqués y Parque Miranda; sin embargo, el Metro de Caracas funcionó en horario normal y de forma gratuita.

El Ministerio de Transporte Terrestre no detuvo la ampliación de la vía de la Valle-Coche, por lo que el tránsito en el lugar siguió congestionado, pese a la poca afluencia de vehículos en las vías de Caracas.