• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"Violencia no la resolverá un ministro ni el presidente"

A su salida de la reunión en la CEV, el ministro indicó que, aunque hubo críticas mutuas,  gobierno e Iglesia Católica trabajarán en conjunto | AVN

A su salida de la reunión en la CEV, el ministro indicó que, aunque hubo críticas mutuas, gobierno e Iglesia Católica trabajarán en conjunto | AVN

Gobierno no puede solucionar la inseguridad sin ayuda de otros sectores, dijo Rodríguez Torres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, advirtió ayer que el Ejecutivo no puede resolver el problema de la inseguridad y la violencia sin la colaboración de otros sectores. 

"El mensaje más importante sobre la seguridad y la violencia criminal es que no es un tema exclusivo de un ministro. Eso no lo voy a resolver yo, Rodríguez Torres; no lo va a resolver todo el equipo que me acompaña, no lo va a resolver el presidente y todo el gabinete. Es un problema social y de un espectro muy amplio que solo lo va a resolver la confluencia de esfuerzos de todos los que integramos esta sociedad", dijo el titular del despacho encargado de garantizar la seguridad en el territorio nacional.

"Desde el gobierno estamos haciendo todos los esfuerzos y estamos abocando todos los medios que tenemos para reducir al mínimo la incidencia delictiva, pero se requiere que se sumen las iglesias, las organizaciones sociales, los gremios y todos los venezolanos. Estoy seguro de que si entre todos sembramos paz y concordia, no vamos a cosechar otra cosa", agregó.

Rodríguez Torres aseveró que el reglamento de la Ley Desarme ya ha sido elaborado y será entregado al jefe del Estado, Nicolás Maduro. "El presidente, el miércoles en una reunión muy interesante con los gobernadores y alcaldes de los 79 municipios priorizados por la Gran Misión a Toda Vida Venezuela, planteó que este se convierta en el año de la seguridad y la paz, y hacer una ley para la pacificación social", indicó a la salida de la reunión que sostuvo con el clero, a propósito de la celebración de la 101° Asamblea Plenaria de la CEV.

El ministro aseveró que, más allá de las críticas mutuas que se efectuaron, gobierno e Iglesia Católica hallaron puntos coincidentes en los que unirán esfuerzos, como las personas que están en situación de calle y el consumo de drogas. 
 
CEV. El presidente de la CEV, el obispo de Cumaná Diego Padrón, advirtió que le aclararon al ministro cuál debe ser el papel de la Iglesia. "Nuestro papel no es recibir armas, es colaborar a que todas las personas que tengan armas las entreguen", dijo.

Advirtió que el barrio en el que viven los implicados en el asesinato de la actriz no está abandonado por la Iglesia. "El obispo de Puerto Cabello, monseñor Saúl Figueroa Albornoz, le respondió al ministro que él sí visita y ha visitado muchísimas veces el barrio La Tabla, donde vive el chico de 15 años que está involucrado el acontecimiento tan triste de la artista. No está abandonado por la iglesia, todo lo contrario, hay una presencia permanente en todos nuestros barrios", dijo.

Llamado de atención
El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, se trasladó a la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana luego de que el martes, durante el acto de instalación de la 101° Asamblea Plenaria de la CEV, el obispo de Cumaná, Diego Padrón, enumeró la lista de asuntos no resueltos por el gobierno, en la que las muertes causadas por la delincuencia en Venezuela figuraban como el principal problema.   

"Aun reconociendo el plan de seguridad del gobierno nacional, el índice de homicidios en Venezuela es porcentualmente superior al de los países de la región", dijo entonces Padrón.

El prelado advirtió que los venezolanos viven con incertidumbre y miedo, y que la inseguridad no hace distinción entre unos y otros ciudadanos, y crea un creciente malestar social e incluso trastornos psíquicos.