• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Versiones del Plan de la Patria generan discordias en el chavismo

El plan de gobierno que aprobó la AN a fines de 2013  no es copia exacta del propuesto por Chávez en 2012 | Cortesía Prensa Miraflores

El plan de gobierno que aprobó la AN a fines de 2013 no es copia exacta del propuesto por Chávez en 2012 | Cortesía Prensa Miraflores

El programa aprobado por el parlamento y publicado en Gaceta Oficial en diciembre, no es el mismo texto distribuido por el PSUV

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La existencia de dos versiones del plan de desarrollo económico y social de la nación 2013-2019 (Plan de la Patria) desató un debate en el chavismo en los primeros días de enero.La primera versión la redactó Hugo Chávez “de puño y letra”, la consignó ante el CNE en junio de 2012 como su programa de gobierno y la sometió a consulta pública a fines de ese año. Es la versión encuadernada con una foto del extinto mandatario al frente, acompañada del eslogan  “Chávez corazón de mi patria” y que ha sido reimpresa y repartida en todo el país a partir de noviembre de 2013.La segunda versión es la que fue aprobada por la Asamblea Nacional en su sesión del 3 de diciembre de 2013 y publicada al día siguiente en la Gaceta Oficial extraordinaria 6118. Aunque en el discurso de los voceros oficiales se insiste en que se trata del mismo documento y ambos giran en torno a los mismos “5 objetivos históricos”, al contrastar los contenidos se detectan cambios, agregados y supresiones. 

Dimes y diretes. El ideólogo chavista, ex guerrillero y columnista Toby Valderrama hizo esa acotación en un artículo del 6 de enero pasado que tituló “El Plan de la Patria fue falsificado por la derecha interna”. En el mismo expuso algunas de las modificaciones y advirtió sobre posibles desviaciones en el plan político e ideológico planteado por Chávez. La ira del presidente Nicolás Maduro se desato el domingo pasado: “A mí nadie me va a echar cuentos de los que escriben pajuatadas y están preparando el camino para la traición definitiva a la revolución”. Valderrama replicó el lunes con otra columna en la que reitera su respaldo al gobierno de Maduro y lamenta que su advertencia no haya sido aclarada, sino menospreciada. 

La lectura. El politólogo Nicmer Evans advirtió que el intercambio Maduro-Valderrama lo que ha dejado en evidencia es la necesidad de abrir espacios para el diálogo interno en el chavismo. “Si no se dan los espacios para la discusión interna, los temas saldrán a la palestra pública. En el chavismo estamos atravesando un problema de criminalización de la crítica. Varios hemos sido víctimas de esto. Chávez nos dejó el lema de unidad, lucha, batalla y victoria. No hay victoria sin unidad pero la unidad no es pensamiento único”, señaló.Jesús Silva, abogado constitucionalista y profesor universitario, admitió la existencia de dos textos diferentes del Plan de la Patria pero no lo considera preocupante. “La versión original tenía más de un año y se requerían ajustes técnicos, de forma. Los objetivos esenciales corresponden a la voluntad de Chávez. La nueva versión responde a esos objetivos estratégicos”, dijo Silva.En su opinión las incorporaciones están en consonancia con la Constitución, respetan el marco jurídico y desarrollan más detalladamente los lineamientos centrales para llevar a lo concreto los planteamientos del fallecido mandatario.

Son diferentes

El plan aprobado por la Asamblea Nacional en diciembre pasado no es una copia textual del presentado por Hugo Chávez en junio de 2012. La nueva versión tiene modificaciones de forma, pues tras la consulta pública a la que fue sometido el documento entre noviembre y diciembre de 2012 se incorporaron 178 propuestas.Pero también tiene cambios de fondo. Toby Valderrama se refirió a dos: la eliminación de la idea de luchar contra la lógica del capital como lineamiento central de la política económica y la inclusión de la posibilidad de crear empresas mixtas con el sector privado.En diciembre de 2013 El Nacional publicó sendos trabajos en los que advierte sobre diferencias de fondo en los objetivos planteados para los medios de comunicación social así como la creación de un organismo de funcionamiento permanente para el manejo de los estados de excepción, que no propuso Chávez.