• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Venezolanos exiliados en Miami fijaron posición tras anuncio del TSJ

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) emitió el comunicado | Foto: 800noticias.com

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) | Foto: 800noticias.com

El TSJ declaró hoy nulas las decisiones de la Asamblea Nacional mientras mantenga incorporados a tres diputados opositores impugnados por el oficialismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) de Miami señaló hoy que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela “desconoce la voluntad del pueblo” al declarar en “desacato” al nuevo Parlamento, de mayoría opositora.

“Con esta decisión el Supremo está en completo desconocimiento de la voluntad del pueblo expresada firmemente en las elecciones del 6 de diciembre pasado”, señaló Veppex en un comunicado.

El TSJ declaró hoy nulas las decisiones de la Asamblea Nacional mientras mantenga incorporados a tres diputados opositores impugnados por el oficialismo, elegidos en dichos comicios legislativos.

Según Veppex, esta corte contribuye así de una “forma muy irresponsable a incrementar la ingobernabilidad que existe en el país”.

El Supremo ordenó hoy la separación de los diputados Nirma Guarulla, Julio Haron Ygarza y Romel Guzamana, quienes juraron el pasado miércoles a pesar de recaer sobre ellos una sentencia del máximo tribunal que les suspendía de sus cargos.

“Ningún poder está por encima de la voluntad del pueblo y mucho menos un Tribunal Supremo de Justicia, que está altamente cuestionado”, agregó el grupo del exilio.

Veppex expresó que el llamado del gobierno venezolano, en cabeza de Nicolás Maduro, a desconocer el nuevo Parlamento está “sentando las bases para una confrontación que podría tener un alto costo político y social dada la crisis que vive el país”.

Los tres diputados opositores forman parte de los 112 que fueron elegidos en los comicios del pasado 6 de diciembre y que dieron a la oposición venezolana la mayoría calificada de dos tercios en la Asamblea Nacional por primera vez en tres quinquenios.