• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Venezolanos, colombianos y binacionales marcharon por el cese del conflicto

Guardias nacionales tuvieron que ver cómo sus propios parientes tuvieron que irse al otro lado del río Táchira, pasar deportados, horrorizados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Vestidos de blanco y con banderas de Colombia y Venezuela, un grupo de personas salieron a marchar por las calles de San Cristóbal hasta el consulado colombiano por la confraternidad de las dos naciones. Algunos se llevaron la franela de la selección de fútbol colombiana que combinaron con la gorra de la Vinotinto, otros se llevaron la charrasca con su sombrero vueltiao y se pintaron su cara con el tricolor venezolano.

“Quisieron hacer un ‘dakazo’ fronterizo, un efectismo, para hacerle creer a la gente que eran los colombianos los culpables de la falta de comida, de medicinas, de productos de primera necesidad, pero ya vemos cómo las colas han aumentado”, dijo Santiago Conteras, coordinador de la Mesa de la Unidad Democrática, organizadora de la actividad.

En el documento entregado a la misión consular, los participantes a la marcha expresaron su rechazo a las medidas gubernamentales aplicadas en la zona de frontera contra los habitantes de la línea limítrofe.

“Como  representantes  de  diversos  sectores  de  nuestra  sociedad  tachirense, expresamos nuestra solidaridad con los hermanos de Colombia que han sido víctimas de una operación inhumana y primitiva. Dejamos constancia de nuestro profundo rechazo a esos métodos represivos y antidemocráticos que violan elementales derechos humanos”, señala la MUD en parte del escrito.

Contreras expresó que la crisis también afecta a los militares que hacen vida en la frontera: “Tengo información de guardias nacionales que tuvieron que ver cómo sus propios parientes tuvieron que irse al otro lado del río Táchira, pasar deportados, horrorizados con esta amenaza que el gobierno ha vertido contra ellos. Es una crisis humanitaria y es una vejación y humillación insoportable que nos recuerda el éxodo bíblico y las prácticas nazis de segregación”.


Diálogo sincero. Con charrasca en mano, Oscar Sánchez dijo que nunca vio una situación como esta pese a los desencuentros sufridos entre ambas naciones. Dijo sentir tristeza e impotencia y mucho sentimiento por los dos países: “Mis padres eran colombianos, vinieron a trabajar y nosotros nacimos aquí y somos venezolanos. Por mis venas corre sangre venezolana y colombiana. Siento mucha tristeza. Es un conflicto político. Espero que haya paz y entendimiento entre los dos pueblos”.

Alfonso Cortés fue con sus dos cédulas de identidad, la colombiana y la venezolana. Lamentó profundamente que estuviera ocurriendo este conflicto y señaló que espera que los mandatarios de los dos países entablen un diálogo sincero cuanto antes, por el bien de las personas que viven en la línea limítrofe.