• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Venezolano exiliados en Miami asegura que transición política es irreversible

El éxito de la movilización, según el vocero, no sólo estuvo en la aprobación, por parte de la  Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representante, del proyecto de ley que permite aplicar sanciones a funcionarios venezolanos responsables de violar derechos humanos durante las protestas en el país iniciadas en febrero, sino en el efecto mediático que permitió proyectar y dar a conocer la crisis del país | Foto: Trip For Freedom

Grupo de venezolano se reunió en Miami | Foto: Trip For Freedom

El anuncio se dio durante un foro en la ciudad estadounidense

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Exiliados venezolanos aseguraron hoy en un foro celebrado en Miami (EE.UU.) que Venezuela enfrenta una situación de "transición política irreversible" y que el Gobierno de Nicolás Maduro se encuentra en "un estado terminal".

La sociedad venezolana en su "mayoría" está reclamando un cambio en el Gobierno liderado por el presidente Maduro, aseguró Carlos Vecchio, coordinador del partido opositor Voluntad Popular (VP), durante el foro "Venezuela 2015: Los escenarios más probables".

"La mayoría del país está diciendo que quien hoy está en el poder no sabe cómo solucionar los problemas de los venezolanos", afirmó el opositor exiliado, al indicar que la única solución es "buscar un espacio para dar una salida a la crisis que tiene Venezuela".

El país caribeño está en una etapa marcada por Maduro, "por el abuso de atropellar los derechos humanos y las libertades, y romper la convivencia democrática en nuestro país", indicó Vecchio durante su intervención ante un centenar de personas.

Las protestas, que desde febrero derivaron en hechos violentos en Venezuela, han dejado al menos 43 muertos y la detención de varios representantes políticos, como el líder del partido VP, Leopoldo López, que las apoyó.

En el foro, organizado por el diario de Miami El Nuevo Herald y la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (APEVEX), incluso se planteó la posibilidad de que "oficialistas" desencantados con la gestión del Gobierno venezolano en los últimos años se unan a los opositores.

"Siento que estamos en ese momento, en ese cambio irreversible. Incluso apoyados e impulsados por el chavismo democrático", aseveró el político afincado en Estados Unidos desde junio pasado y sobre el que pesa una orden de captura por parte de la Justicia de Venezuela por supuestos llamamientos a la violencia en la lucha contra el Gobierno.

Por su parte, el exembajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas Diego Arria apuntó que el Gobierno de Maduro se encuentra en "un estado terminal" con una economía "colapsada" y "con una conmoción social en donde la violencia ha alcanzado niveles sin precedentes en la historia".

En Venezuela, la idea de "La Salida" la impulsa una parte de la oposición, que llama a la ciudadanía opositora a presionar mediante manifestaciones la renuncia de Maduro, quien, a su vez, denuncia que las protestas están motivadas por "sectores alocados de la ultraderecha".

El embajador Arria instó, además, a la "verdadera oposición" venezolana a que "se pueda sumar y ampliar" para hacer frente a "una oportunidad extraordinaria" y lograr que se produzcan los cambios en el país.

"Si en Venezuela no hay protestas pacíficas que hagan sentir al régimen y al mundo que la mayoría del país está en contra de lo que es la entrega de Venezuela a los cubanos, de la destrucción de la economía y la inseguridad, no habrá oportunidad por ninguna otra vía", aseveró.

El diplomático venezolano indicó que no tiene intención de regresar a Venezuela después de que la Justicia de su país ordenara una orden de captura en su contra por no presentarse a los tribunales para testificar sobre un "magnicidio absolutamente ficticio" contra Maduro, valoró.

Los organizadores del foro, cuyo objetivo fue analizar la situación política, económica y social del país, explicaron a Efe que a pesar de que miembros del Gobierno de Venezuela fueron convocados, éstos rechazaron la invitación "por problemas de agenda".