• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Vecinos de El Güire desmienten a Rodríguez Torres sobre detenciones

Vecinos se enfrentaron a la GNB para evitar que entraran a las casas | Foto Cortesía @SantaFeNorte

Vecinos se enfrentaron a la GNB para evitar que entraran a las casas | Foto Cortesía @SantaFeNorte

Solo cinco familias oficialistas, dicen habitantes de la zona, entregaron estudiantes. La mayoría los cuidó 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Dieciocho personas fueron detenidas prácticamente por el pueblo”, afirmó el ministro de Relaciones Interiores Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, sobre las aprehensiones del sábado en la tarde en El Güire, barrio que está al lado de Santa Fe. Vecinos de la zona desmienten al funcionario y aseguran que “el pueblo”, en su mayoría, protegió a los estudiantes y que solo unas cinco familias los entregaron.

Lo desmienten, también, sobre el motivo de las detenciones. De acuerdo con el ministro, “unos 30 encapuchados” que venían de la marcha de la oposición en Chacao “lanzaron bombas molotov y cohetones” a los guardias nacionales que cuidan la autopista a la altura de Santa Fe. Un vecino del sector, Luis Rodríguez, señaló: “Los muchachos nunca llegaron a Santa Fe; ellos iban por la carretera vieja a Santa Fe y cuando iban por la entrada de El Güire los guardias los emboscaron. Para que no los agarraran empezaron a correr hacia las calles del barrio. La gente empezó a refugiarlos en sus casas”.

Otros dos vecinos, uno de la calle El Dispensario y otro de la calle El Colegio, que prefirieron reservar su identidad, respaldan la historia de Rodríguez. “Cuando iban por El Güire les empezaron a lanzar las bombas y empezaron a correr. Nosotros los ayudamos. Sí respondieron con piedras y varios vecinos con botellas”, contó el que vive en la calle El Dispensario.

Asegura que el ministro se equivoca al afirmar que eran solo 30 los jóvenes que marchaban hacia Santa Fe. “Yo en mi casa nada más metí como a 40. Y conozco de varias casas que tenían más o menos 20, 30 o 40 chamos. La mayoría en mi casa tendría como 16 o 17 años de edad, solo unos llegaban a 20”, aclaró.

Entre los detenidos hay ocho menores de edad, uno de 14 años, llamado Luis, confirmó el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero.

Un empleado de un negocio en El Güire, que tampoco dio su nombre, contó que vio cómo se llevaban a los jóvenes y, aunque no habló con ellos, “era evidente” que se trataba de menores de edad.

“Al algunos, luego de agarrarlos, los dejaban parados en un punto y les activaban una bomba lacrimógena en los pies para que se ahogaran. No podían moverse”, señaló.

“El pueblo”, cuenta el vecino de la calle El Colegio, se organizó para evitar más detenciones. Los que tenían jóvenes en sus casas se comunicaban con sus vecinos por SMS a ver quién más tenía estudiantes resguardados. Los representantes empezaron a llegar, les decían los nombres de sus hijos a los vecinos y a través de los mensajes los ubicaban y se los entregaban. Los padres se llevaban a varios.

“A otros los sacamos en los carros del mismo barrio. Un amigo hizo cinco viajes en su camioneta para sacarlos hacia Las Mercedes o hacia Santa Fe, donde sus papás los buscaban. Tengo que aclarar que hasta familias que son chavistas de aquí del barrio metieron a estudiantes en sus casas; decían que en ellos veían reflejados a sus sobrinos”, agregó.

La GNB no pudo entrar a algunas calles de El Güire. Aún quedan los vidrios rotos de las botellas que lanzaron los vecinos para impedirlo. A las casas con estudiantes, o a un establecimiento que también protegió a los jóvenes, tampoco pudieron entrar.

Solo entraron a cerca de cinco casas. Las de cinco familias de “oficialistas” –según cuentan los propios vecinos– que cuando vieron a los jóvenes corriendo, les abrieron las puertas. Luego, cuando llegó la Guardia Nacional, los entregaron. Un hombre de una de esas casas se paseó con su mascota, un perro Pitbull, señalando a los funcionarios las casas en las que había estudiantes.

A tribunales
De los 18 jóvenes que la Guardia Nacional Bolivariana detuvo en el barrio El Güire, al lado de Santa Fe, 8 son menores de edad. Los menores, cuyas edades varían entre 14 y 17 años, fueron presentados ayer ante tribunales, confirmó el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero. Al cierre de esta edición no habían sido liberados.

Romero aclaró que los 18 detenidos son estudiantes. Tres de ellos permanecen en Fuerte Tiuna. Se trata de Airam de Araujo, Betalia Farrera y Luis Picón, que fue mordido por un perro Pitbull cuando entró en una casa. Vecinos aseguran que se trata del mismo perro que acompañó a un seguidor del oficialismo cuando entregó a los jóvenes.

Los demás detenidos fueron trasladados a la sede de la GNB en El Recreo. Entre ellos está Joaquín Roca, de nacionalidad española.

Angélica de Araujo, hermana de Airam de Araujo, estudiante de Ingeniería Civil en la Universidad Santa María, aseguró que sus padres aún no la han podido ver, pero lograron pasarle ropa limpia, comida y pastillas para el dolor de cabeza. “Recibió un golpe en la cabeza, no sabemos cómo, pero le agarraron un punto, no fue grave”, aclaró.

Se espera que a De Araujo y a los 10 detenidos mayores de edad les hagan exámenes médicos y sean llevados a tribunales hoy.

Un menor de edad, Juan Cabrera, detenido el viernes en Chacao, fue liberado ayer.