• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Van 39 muertos pese al pedido de Unasur contra violencia

Jóvenes con una pancarta en la que se lee "No más jóvenes caídos", en protesta por la inseguridad que cobra vidas diariamente en el país | Archivo

Jóvenes con una pancarta en la que se lee "No más jóvenes caídos", en protesta por la inseguridad que cobra vidas diariamente en el país | Archivo

Poco antes del amanecer, el saldo de muertos en mes y medio de protestas contra el gobierno de Maduro llegó a 39 con la muerte de una persona que se electrocutó en San Cristóbal al querer reforzar una barricada, y otra a la cual le explotó un mortero casero que pretendía disparar contra la policía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La oposición y el oficialismo efectuaron hoy las primeras manifestaciones de calle luego de que una misión de la Unasur visitara el país en apoyo al diálogo y en repudio a la violencia, que hoy mismo se cobró dos nuevas vidas.

Poco antes del amanecer, el saldo de muertos en mes y medio de protestas contra el presidente Nicolás Maduro llegó a 39 con la muerte de una persona que se electrocutó en San Cristóbal al querer reforzar una barricada, y otra a la cual le explotó un mortero casero que pretendía disparar contra la Policía en Maracaibo.

Estos hechos de violencia en ambas ciudades del extremo oeste de Venezuela, cercano a la frontera con Colombia, contrastaron con las marchas protagonizadas por opositores y oficialistas que recorrieron en paz las calles y avenidas de diferentes zonas de Caracas.

En la marcha que remató en el palacio presidencial, Maduro dijo que quiere que se concrete el diálogo al que ha convocado a los dirigentes de la oposición, a quienes no obstante llamó "cobardes" que enviaron a sus seguidores "a la calle a quemar, a matar".

"Son cobardes que no dan la cara y se esconden. Por eso es que este pueblo hoy por hoy rechaza tanto, tanto, tanto la cobardía de los dirigentes de la oposición", dijo ante miles de seguidores en un discurso reproducido en cadena nacional obligatoria de medios.

Sobre el diálogo al que convocó y que esta semana recibió el apoyo "in situ" de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Maduro criticó que sea eludido por la oposición, a la que le achaca a un plan de "golpe de Estado continuado" en su contra.

"He abierto las puerta de este palacio presidencial para que esa oposición venga acá y verle la cara a cada uno de ellos y decirles las cuatro verdades que les tengo que decir a nombre del pueblo", dijo e insistió en que rehuyen dialogar por planes antidemocráticos.

"No quieren diálogo porque no quieren la paz, esa es la verdad verdadera (...). Estos cobardes que llenaron de violencia a Venezuela uno por uno pagará ante la justicia y uno por uno irá quedando solo, derrotado, aislado, rechazado", sostuvo.

El gobernante agradeció la marcha que organizó su ministro de Ambiente, Miguel Leonardo Rodríguez, quien aseguró que en una fase "superior de violencia" los supuestos planes opositores incluyen el uso de "perros bombas".

A esta práctica de colocar explosivos a los perros y hacerlos estallar en locales y manifestaciones oficialistas se busca sumar "la muerte de los animales en situación de calle, (porque) los sacrificaron, los tiraron a una hoguera", añadió sin dar más detalles de cuándo y dónde se produjo tal hecho.

Rodríguez criticó que los opositores más radicales hayan usado además árboles del ornato urbano para bloquear avenidas con "guarimbas" (barricadas), además de los cables que cruzan las calles y que han degollado a algunos motociclistas.

"Por los 5.000 árboles que nos cortaron para eso (las barricadas), vamos a plantar un millón, que se sumarán a la meta de sembrar 2,5 millones" este año, anunció.

También en el empeño que achacó a "la oposición violenta" de "utilizar la destrucción de la naturaleza como arma política", denunció el supuesto envenenamiento de una red de agua potable en Mérida, a 700 kilómetros al oeste de Caracas, otras de las ciudades con las más activas protestas antigubernamentales.

Asimismo aludió a casos adicionales de "vandalismo" con incendios supuestamente provocados, entre ellos un caso registrado esta semana en el montañoso que separa Caracas del Mar Caribe.

Del lado opositor, la marcha de cientos de venezolanos de este sábado en Caracas, esta vez menos concurrida que en días anteriores, exigió la liberación de las personas detenidas en las protestas y también justicia para las 39 personas que han perdido la vida.

Los opositores también rechazaron la reciente decisión de la Asamblea Nacional de quitar la investidura de diputada a la dirigente opositora María Corina Machado, después de que intentara sin éxito hablar de la crisis política nacional ante la OEA en calidad de representante alterna de Panamá.

Según la mayoría oficialista del Parlamento venezolano, la líder opositora incumplió con la Constitución, que establece que los diputados "no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales", por lo que creen se "autodespojó" de su cargo.

Precisamente la próxima marcha opositora fue convocada para el martes para acompañar a Machado hasta el Palacio Legislativo, donde intentará burlar la prohibición de ingreso dictada en su contra.

Sobre el diálogo convocado por Maduro, el dirigente universitario Félix Vera, quien participó en una de las marchas opositoras de hoy, dijo a Efe que hasta que no vean "medidas justas y acordes a la situación del país no habrá diálogo".

También el politólogo Fran Núñez descartó una mesa de diálogo con el Gobierno y subrayó que en la oposición se luchará hasta que las autoridades gubernamentales "se vean en la necesidad de renunciar" y se convoque "a unas nuevas elecciones con un Consejo Nacional Electoral (CNE) pluripartidista".