• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Validar las firmas ha tomado 69 días más de lo debido

Las parlamentarias sortearon cordones de seguridad de la PNB y la GNB para entrar al organismo electoral | Cortesía

Las parlamentarias sortearon cordones de seguridad de la PNB y la GNB para entrar al organismo electoral | Cortesía

La verificación y validación de las rúbricas para solicitar la activación del revocatorio debió durar 10 días; hoy termina la auditoría en el Poder Electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

79 días le ha tomado al Consejo Nacional Electoral verificar y validar las firmas de los electores que le piden al organismo autorizar a la Mesa de la Unidad Democrática para solicitar el referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro.

El proceso se ha retrasado más de dos meses -69 días-, pues debió durar 10 días: cinco días continuos para verificar las firmas y cinco días hábiles para validarlas, de acuerdo con las Normas para Regular la Promoción y Solicitud de Referendos Revocatorios.

Se espera que hoy termine la auditoría de las manifestaciones de voluntad de 409.313 personas -un proceso que no aparece en las normas- y que el 26 de julio el CNE presente al país un informe con los resultados.

La rectora Tania D' Amelio aseguró ayer en entrevista a YVKE Mundial que a finales de julio se darán "anuncios importantes" sobre la solicitud.

Vicente Bello, representante de la MUD ante el CNE, lamentó que las firmas se hayan revisado cinco veces para retrasar el proceso: "No es normal todos estos días extras para volver a revisar. El 26 lo único que debe hacer el CNE es afirmar que se cumplió con las firmas necesarias".

Ayer en los servidores del organismo comicial se comparó una muestra de electores que firmaron con la base de datos del Poder Electoral para determinar si efectivamente son quienes colocaron la huella. Una nueva validación, pues el Sistema de Autenticación Integrado también comprueba que la huella coincida con el elector.

Diputadas de la MUD acudieron ayer al CNE para exigir que se informe cuándo comenzará la recolección de las firmas de ciudadanos que representen 20% de los inscritos en el Registro Electoral, paso que activa el revocatorio.

Las parlamentarias fueron recibidas por un cordón de seguridad de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana. Luego de varios minutos sin que les permitieran entrar al organismo, siete de ellas lograron entregar al rector Luis Emilio Rondón un documento con sus exigencias.

"No vamos a renunciar a nuestros derechos políticos. Ya el 1% se cumplió, queremos la fecha del 20%, que es el último paso para el revocatorio", expresó la diputada Adriana D' Elia.

El rector les pidió esperar al 26 de julio para conocer la fecha de la siguiente etapa.



Diálogo. Henrique Capriles, gobernador de Miranda, afirmó que el diálogo entre el gobierno y la oposición que propone Unasur solo pretende negociar el referéndum revocatorio.

"Maduro entregaría cualquier cosa a cambio del revocatorio, pero el referéndum es innegociable, es la válvula de escape para evitar un estallido social", señaló.

El dirigente indicó que los retrasos en la validación de las firmas son una estrategia de las rectoras para desanimar a la población. Celebró que ex dirigentes del PSUV apoyen el revocatorio como salida constitucional a la crisis.