• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Universitarios proponen cambiar modelo económico para superar la crisis

Estudiantes de la UPEL Rubio y ULA Táchira protestaron con pancartas | Foto: Eleonora Delgado

Estudiantes de la UPEL Rubio y ULA Táchira protestaron con pancartas | Foto: Eleonora Delgado

En la Católica del Táchira suspendieron clases. Dirigentes estudiantiles trazarán estrategias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Representantes estudiantiles de la UCV, LUZ y la ULA se solidarizaron con sus compañeros de la Universidad Católica del Táchira que el lunes fueron reprimidos por la GNB y la PNB, lo que dejó una treintena de heridos. Mientras, las autoridades de la casa de estudios tachirense suspendieron las clases hasta nuevo aviso.

El movimiento estudiantil de la UCAT emitió un comunicado, en el que exigen al gobernador José Gregorio Vielma Mora “que cese de infiltrar personas ajenas a la institución para generar actos violentos y destrucción de las instalaciones de la universidad”.

En el comunicado los estudiantes tachirenses reivindican la protesta pacífica establecida en el artículo 68 de la Constitución. Una de las razones por las que protestan es contra la crisis económica y las dificultades para conseguir alimentos y medicinas.

Leonardo Manrique, estudiante de la UCAT, afirmó que los jóvenes hacen propuestas pero no son escuchados: “Hemos planteado el cambio de modelo político y económico. Esto significa una economía de producción porque en el país no se produce nada, todo lo compramos fuera. Le hemos enviado propuestas por escrito al gobernador para reunirnos. El país necesita trabajo, producción y aquí, lamentándolo mucho, nos hemos visto afectados por el bachaqueo pero eso también es culpa del gobierno porque no hay fuentes de ingreso”.

Sostuvo que el gobierno les teme a las pancartas y a la juventud en la calle. “No podemos permitir que hechos como los de ayer (el lunes) se vuelvan a repetir. Tenemos derecho a llamar a la protesta y vamos a seguir de forma enérgica pero pacífica”, afirmó Manrique.

Y no están solos. Juan Requesens, presidente de la FCU-UCV; Yorman Barillas, presidente FCU-LUZ, y Jorge Arellano, presidente de la FCU-ULA, abogaron por el ejercicio del derecho a la manifestación y exigieron respeto.

“Hay un aumento de ola represiva. La situación económica, política y social muestra un deterioro profundo. El gobierno no soluciona el desabastecimiento. Desde la UCV nos unimos al llamado a manifestar pacíficamente y exigimos el cese de la represión. Llamamos al gobierno a que deje de provocar y crear escenarios de violencia. Ningún movimiento estudiantil está detrás de la violencia, nuestra protesta es pacífica”, enfatizó Requesens.

“Alzamos nuestra voz en solidaridad con los estudiantes de Táchira. Vemos cómo el gobernador abusó y los reprimió. Nuestro llamado desde LUZ es no solo a los estudiantes sino al pueblo a protestar de manera organizada, pacífica y apegada a la Constitución y las leyes. Este no es un llamado golpista, como pretende hacer ver el gobierno. No somos golpistas, pero tampoco seremos cómplices de las calamidades. No salimos a las calles a derrocar al gobierno, sino a rechazar esta crisis que nos afecta a todos”, sostuvo Barillas.

“La ULA se hace solidaria con la UCAT. Repudiamos la violencia contra ellos, porque salieron legítimamente a manifestar. Llamamos a la movilización pacífica. La realidad del país no se puede tapar con un dedo. La escasez es cada vez mayor. Nosotros en Táchira y Mérida fuimos los primeros en padecer el desabastecimiento, pero ya es en todo el país. El pueblo siente esto y sufre las colas, y el gobierno no responde, más bien toma una actitud represiva. ¿Es un pecado pensar distinto? ¿Sacar una pancarta te convierte en delincuente?”, expresó Arellano.

Los tres dirigentes confirmaron que se reunirán en los próximos días para coordinar acciones de protesta pacífica.

El reporte del Foro Penal indica que 4 jóvenes fueron detenidos en Táchira y uno en Miranda entre el lunes y ayer. Con ello sube a 45 el número de detenidos desde que empezó 2015.

Pancartazo y documento

En Rubio y San Cristóbal estudiantes de la Universidad Pedagógica Libertador, núcleo Gervasio Rubio, y del núcleo Táchira de la Universidad de los Andes hicieron sendos pancartazos para exigir respeto al derecho de protestar. Funcionarios de Politáchira y de la Guardia Nacional enfrentaron la protesta en la UPEL. En la zona se registró quema de cauchos y cierre parcial de la vía que conduce a la sede universitaria.

En Caracas estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello y de la Universidad Católica Santa Rosa acudieron a la sede de la Defensoría del Pueblo, donde consignaron un documento. En el mismo exigen al titular de ese despacho, Tareck William Saab, que investigue las violaciones de los derechos humanos perpetradas por agentes del Estado en 2014.

“Son más de 600 violaciones y torturas de derechos humanos registradas el año pasado. El movimiento estudiantil sigue en las calles, nuestro llamado es a la esperanza y a la organización”, afirmó Pedro Contreras, de la UCAB.