• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Unión Europea: Sin diálogo en Venezuela “la confrontación llegaría a las calles”

“El Gobierno de Venezuela no puede reducir los poderes de la nueva Asamblea Nacional”, aseveró el diputado español Ramón Jáuregui

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Unión Europea (UE) exhortó al gobierno nacional y a  la oposición, que ha conseguido el control de la Asamblea Nacional, para que dialoguen y busquen el compromiso porque, en caso contrario, hay riesgo de que la confrontación llegue a las calles.

El ministro holandés de Exteriores, Bert Koenders, advirtió: "Sin un diálogo real, existe el riesgo de nuevas confrontaciones en la calle”

El compromiso, el diálogo, son las únicas vías para llegar a una solución” y eso significa que “ambas partes deben aceptar que la otra tiene algo que decir”, señaló Koenders al inicio de un debate que siguió desde la tribuna del público la representante de la oposición Mitzy Capriles, esposa del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en arresto domiciliario.

El representante del Consejo de la UE señaló que las elecciones legislativas del 6 de diciembre “han dado un resultado inequívoco”, en alusión al triunfo de la oposición, que tiene “un mandato claro”.

También destacó que la Constitución brinda un marco legal y pacífico en el que puede operar y en que la ayuda que puede prestar Europa pasa por decir que “no puede haber soluciones unilaterales, sino a través del diálogo”.

Koenders habló de “los presos políticos” e indicó que las personas que se encuentran detenidas acusadas de haber participado en protestas contra el Gobierno de Maduro “deben tener derecho a un juicio justo, basado en pruebas”.

En una línea muy similar al ministro holandés se pronunció el eurodiputado socialista español Ramón Jáuregui, que preside la delegación europea de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana, al poner el acento en que el Ejecutivo y el Legislativo de Venezuela “tienen que hablar”.

Jáuregui, quien aludió al “triunfo rotundo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD)” en los comicios de diciembre, aseguró que el mandato popular en Venezuela es un mandato de diálogo.

Al respecto, avisó de que “el Gobierno de Venezuela no puede reducir los poderes de la nueva Asamblea Nacional” porque eso significaría “una vulneración clara del mandato democrático del 6 de diciembre”.

En el debate hubo fuego cruzado entre parlamentarios -sobre todo españoles- que condenaron la acción del Gobierno de Maduro y de su predecesor, Hugo Chávez, y los que manifestaron que durante los mandatos de esos dos presidentes todos los resultados electorales habían sido igual de democráticos que los de diciembre.

El jefe de la delegación española del Partido Popular, Esteban González Pons, fue de los primeros al considerar que “cuando los niños pasan hambre, cuando una vida humana vale menos que un depósito de gasolina, eso no es una revolución, eso es una demolición”.

Entre los segundos, Javier Couso (Izquierda Unida) se quejó de que se había instalado desde la llegada al poder de Chávez “una campaña de deslegitimación permanente del sistema electoral” y puntualizó que la de la oposición en las legislativas “no es una victoria total” porque en el país “hay un presidente elegido con la misma legitimidad que los diputados”.

Mitzy Capriles, que fue recibida por el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, aseguró que la falta de diálogo no es responsabilidad de la oposición, sino del Gobierno que los “insulta” y los convoca “con una lata de gasolina en una mano y un fósforo encendido en la otra”.

Por eso, la esposa de uno de los principales líderes de la oposición detenidos justificó que la Asamblea Nacional ahora en manos de la MUD se plantee recurrir al mecanismo de un referéndum revocatorio de Maduro.