• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Nueva Esparta. Los apagones son un enemigo para la reelección presidencial

Afiches de la campaña electoral de ambos candidatos

Afiches de la campaña electoral de ambos candidatos

El Gobierno prometió otra vez instalar un cable submarino para solucionar la crisis eléctrica de Margarita, pero la oposición cree que no es suficiente para ganar las elecciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las proyecciones indican que en esta oportunidad más de 90% de los neoespartanos participará en el proceso electoral del 7 de octubre. Leonardo Arria, trabajador del puerto libre, aseguró que aunque en procesos anteriores no ha participado por apatía, en esta oportunidad saldrá temprano a sufragar.

“Pienso que el país necesita un cambio de rumbo y los jóvenes somos los principales protagonistas para dárselo”, expresó.
Muchos ciudadanos se han convencido de la importancia de estos comicios y se han involucrado en el proceso para elegir al próximo Presidente. El gobernador Morel Rodríguez afirmó que el ambiente electoral en Nueva Esparta se encuentra bastante activo. Dijo que confía en que a partir de entonces se inicien los cambios políticos que, desde su punto de vista, reclama el país.

Andreína Caraballo, estudiante universitaria, tendrá la opción de tomar parte en un proceso eleccionario y dice que no perderá la oportunidad. “Estoy tan interesada en ejercer mi voto que me fui bien temprano a participar en el simulacro. Ya estoy preparada”, dijo.

En las elecciones presidenciales de 2006, Chávez obtuvo la victoria en Nueva Esparta con 112.697 sufragios, con una diferencia de casi 34.000 votos sobre el candidato opositor Manuel Rosales; sin embargo, los adversarios del jefe del Estado han logrado obtener la mayoría para controlar la gobernación por 8 años, una tendencia que se mantuvo en las parlamentarias de 2010 en la que la plancha de la MUD también fue victoriosa.

Los esfuerzos del PSUV para recortar ventajas se han visto obstaculizados por un problema que puede actuar como un factor decisivo en el proceso: los apagones. Las interrupciones del servicio prestado por la Corporación Eléctrica Nacional, empresa estadal, son una fuente de malestar ciudadano que muchos tienen presente al momento de evaluar su opción.

La oferta, planteada una vez más, de la instalación de un cable submarino para solucionar la crisis eléctrica en la isla surgió como una propuesta electoral a pocos meses de los comicios presidenciales. Corpoelec  y la empresa China ZTE de Venezuela firmaron –un día antes del comienzo de la campaña electoral, el 30 de junio– el contrato de suministro para el nuevo cable submarino de la isla.

Argenis Chávez, presidente de Corpoelec, dijo en esa ocasión que la nueva estructura eléctrica consta de dos etapas: la primera, que se ejecutará con el monto de 275 millones de dólares aprobado por el presidente Hugo Chávez, y que abarca el suministro e instalación del cable con una extensión de 40 kilómetros desde Chacopata, estado Sucre, hasta Margarita.

En la segunda etapa se construirán dos nuevas subestaciones: una en Chacopata y otra cercana a la Planta Luisa Cáceres de Arismendi.

Anunció que el nuevo cable tendría una capacidad de 400 megavatios y estaría constituido por cuatro conductores, pero los problemas de electricidad continúan y tendrán un peso en la decisión que tomarán los neoespartanos el 7 de octubre. Henry Millán, director de Planificación del Gobierno regional, deploró que los margariteños sean víctimas de otro engaño, ya que en esa oportunidad el presidente de Corpoelec confirmó la pronta finalización de los proyectos en ejecución como la planta Juan Bautista Arismendi, que generaría 160 megavatios y cuya primera fase entraría en funcionamiento en agosto.

Millán recordó que igualmente anunció que los primeros 100 megavatios se incorporarían en junio y el resto el mes de agosto, lo que tampoco se ha concretado. “Es lamentable que se juegue electoralmente con la solución de los problemas de sistemas básicos, tan necesarios para brindar un buen servicio a los residentes y garantizar la calidad a los turistas nacionales y extranjeros”, enfatizó.

Por razones como esa, Gregorio Velásquez, habitante de la isla, siente que tiene un gran compromiso pues fue seleccionado como miembro de mesa por lo que se ha dedicado de lleno a cumplir con su deber. Considera que la participación en esos eventos brinda la oportunidad a los venezolanos de opinar en el desarrollo de la democracia.

El agua también da votos

Aunque en algunas poblaciones más apartadas había sido superada la deficiencia del servicio de agua potable, en las últimas seis semanas el suministro se ha reducido considerablemente.

Los vecinos del municipio Península de Macanao se quejan de la ausencia del servicio desde hace más de mes y medio. Jesús Valerio aseguró que los pobladores de El Horcón, Manglillo y Guayacancito estaban contentos porque el suministro había recobrado cierta regularidad; sin embargo, desde hace más de un mes que no reciben agua por la tubería.

Aunque la municipalidad envía agua con camiones cisternas, sienten que la distribución no es equitativa ya que notan ciertas preferencias por razones políticas.. “El agua, la electricidad y todas las atenciones que el Gobierno brinde a los pobladores en materia de servicios públicos pueden verse retribuidos a la hora de votar”, advirtió Valerio.

Poblaciones en zonas altas del norte de la isla de Margarita, como Tacarigua, son referencia de la crisis que viven con el servicio de agua pues desde hace muchos años no la reciben por tubería, sino a través de cisternas. En medio de este clima de carencias y fallas en los servicios básicos los neoespartanos se preparan con entusiasmo para ir a votar el 7 de octubre.