• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Tibisay Lucena advierte que no se deben crear falsas expectativas con la auditoría

Presidenta del CNE, Tibisay Lucena / Cortesía Globovisión

Presidenta del CNE, Tibisay Lucena / Cortesía Globovisión

Capriles pidió hacer todas las verificaciones necesarias para garantizar el principio "un elector, un voto"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, advirtió que no se deben crear falsas expectativas con la auditoría de 46% de las mesas de votación acordada por el organismo comicial el 18 de abril, en respuesta a la solicitud formulada un día antes por el líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski.

"Estamos aclarando al país de cualquier mala interpretación que se pueda hacer, de cualquier manipulación y, especialmente, de cualquier falsa expectativa", dijo Lucena a periodistas antes de entrar en la Asamblea Nacional, donde fue juramentado Nicolás Maduro como presidente, reseñó EFE.

A través de la web del CNE, la rectora aclaró que el proceso de auditoría será "sobre muestras aleatorias a 46% de las mesas que no fueron certificadas en la verificación ciudadana del pasado 14 de abril".

Precisó que la fase 2 de la verificación ciudadana que comenzó el viernes incluyó 235 máquinas de votación y se certificó "el excelente funcionamiento de la plataforma electoral".

Lo que pidió Capriles. En La solicitud formulada por Henrique Capriles Radonski ante el Consejo Nacional Electoral el 17 de abril se precisa que "se trata de una auditoría que busca verificar la coincidencia que debe darse entre la información electrónica del sistema automatizado de votación, los cuadernos de votación, las actas de escrutinio y las papeletas contenidas en las cajas de resguardo del comprobante del voto".

Para que no quedara lugar a dudas, Capriles especificó y enumeró sus peticiones: 1) abrir todas las cajas de comprobantes de voto, 2) contar todas las papeletas de votación, 3) comparar el resultado del conteo con el acta de escrutinio del CNE, 4) contar todos los votos emitidos según el cuaderno de votación, 5) comparar la cantidad de papeletas con el número de electores que sufragaron de acuerdo con los cuadernos de votación, 6) verificar la autenticidad de todas las firmas y todas las huellas estampadas en los cuadernos de votación, 7) verificar las incidencias registradas en cada mesa provenientes del SAI en los siguientes aspectos: cantidad de electores sin miembros superiores que votaron, cantidad de electores sin huellas dactilares almacenadas en la máquina que votaron y cantidad total de electores que sufragaron, aun cuando no hubo coincidencia de sus huellas, 8) revisión de las actas de incidencia de cada mesa, y 9) realizar cualquier otra verificación que asegure el principio "un elector, un voto".

En el documento consignado ante el CNE también se aclara: "Hacemos notar que la auditoría que se solicita mediante el presente escrito no es el proceso de verificación ciudadana previsto en los artículos 437 y siguientes del Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales. Ese proceso es tan sólo una subespecie de las auditorías consagradas en el artículo 156, según el cual la auditoría `es la verificación de todos aquellos recursos materiales, tecnológicos y datos utilizados en la ejecución de distintas fases del proceso electoral...".

Además, Capriles solicitó el resguardo del material electoral que permitirá la verificación de los resultados, en atención a la jurisprudencia establecida por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia el 14 de febrero de 2012, cuando ordenó preservar los registros de las elecciones primarias para escoger el candidato presidencial de la oposición que se habían realizado dos días antes.

Lo que anunció Lucena. En el breve mensaje al país transmitido en cadena de radio y televisión a las 10:30 pm del 18 de abril, Lucena indicó que se había decidido "ampliar la auditoría de verificación ciudadana en su fase dos que se inició el día de hoy para realizar la auditoría sobre 46% de las cajas de resguardo que no fueron auditadas el día de la elección", según la transcripción oficial de lo dicho por la rectora, publicada en la página web del CNE.

Advirtió que la decisión corresponde a una situación particular que "en ningún caso debe ser interpretada como escrutinio alguno". Con ello la presidenta del Poder Electoral destacó que la iniciativa legal de la oposición no corresponde a una impugnación de resultados propiamente dicha, que pudiera revertir el triunfo de Nicolás Maduro, a cuyos efectos sería imprescindible una sentencia definitiva del Tribunal Supremo de Justicia.

Como quiera que la solicitud no está referida a la verificación ciudadana que se realiza inmediatamente después o en la oportunidad más próxima posible, y el CNE asume que se trata de "una situación particular", las autoridades del Poder Electoral están facultadas legalmente para definir el procedimiento a seguir.

Lucena dijo: "Seleccionaremos una muestra que será auditada durante 10 días al final de cuyo lapso será entregado al país un informe de resultados.

Ese procedimiento se repetirá en ciclos de 10 días hasta completar 30 días. Será realizada en presencia de los técnicos designados por los comandos, con una capacidad instalada de 400 cajas de resguardo por día, en promedio. El inicio del proceso lo anunciaremos la semana próxima".