• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Tarek William Saab desestimó la Ley de Amnistía

Tarek William Saab en la Asamblea Nacional | Foto Twitter Asamblea Nacional

"Este tipo de leyes hacen un borrón de la historia" | Foto: Asamblea Nacional

El defensor del pueblo dijo que la ley invisibiliza a las víctimas y que no presenta claramente una reconciliación nacional. Señaló que posee un artículo que absuelve el delito de homicidio y otros que justifican la revancha y la persecución

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de que el Tribunal Supremo de Justicia la declarara inconstitucional, Tarek William Saab, defensor del pueblo, también desestimó la Ley de Amnistía. Señaló que es una propuesta que invisibiliza a las víctimas y que no presenta claramente una reconciliación nacional.

Indicó, durante una entrevista ofrecida a Globovisión, que en el artículo 7 de la ley absuelve el delito de homicidio y en los 25 y 26 se justifican la revancha y la persecución. "¿Cómo vas a hablar de reconciliación con una ley que en los artículos 25 y 26 establece que el amnistiado puede perseguir? (...) Obviamente un proceso de reconciliación no pasa por ese tipo de venganza", reflexionó.

"Este tipo de leyes hacen un borrón de la historia", añadió. Dijo que se requiere hacer un debate amplio sobre el tema.

Saab aseguró que cree y auspicia el diálogo entre la oposición y el chavismo. Argumentó que la Defensoría del Pueblo ha llevado a cabo 60.000 acciones a favor de los derechos humanos, "es una cifra récord. Un aumento de 60%".

Un germen homicida

Cuando habló sobre los linchamientos y las golpizas contra presuntos delincuentes, el defensor Saab no mencionó la cifra de asesinatos en el país (90 por cada 100.000 habitantes según el OVV). Opinó que es un problema cíclico conocido en el pasado y que en Venezuela hay un germen homicida multifactorial.

"Hay gente que le hace apología a eso", lamentó. La periodista de Globovisión le preguntó varias veces cuál era el origen de esta reacción de la gente y él finalmente respondió que la gente debe ir a las instituciones públicas, como la policía o el Poder Judicial.

Reiteró que quienes cometen los linchamientos son asesinos que deben ser detenidos.

En ese sentido, recordó el caso de Roberto Fuentes, quien fue linchado y quemado en Los Ruices tras haber sido acusado de robar a un señor. Después se conoció que era un chef que intentaba ayudar a la víctima, quien había sido despojada de sus pertenencias por otra persona.