• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

TSJ pasó por encima de militancia al designar directivas de partidos

Analistas señalan que deben protegerse derechos de la militancia de los partidos/ Foto: EFE

Analistas señalan que deben protegerse derechos de la militancia de los partidos/ Foto: EFE

Luis Salamanca dijo que el patrón de “descabezar” organizaciones políticas en tiempos electorales se aplicó en  las presidenciales de 2012

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal Supremo de Justicia ha servido para limitar tanto a partidos de oposición como a disidentes del oficialismo con el objetivo de obstaculizar alianzas electorales y políticas.

La afirmación corresponde al politólogo Luis Salamanca, quien señaló que con las recientes destituciones de las directivas de Copei y el MIN el Poder Judicial “se excedió porque no es concebible que sea un tribunal el que descabece y decida quién dirige un partido, pasando por encima de los estatutos internos y de la militancia”.

Salamanca dijo que la medida no es novedosa porque ya fue aplicada en 2012 en el caso de PPT y Podemos, previo a las elecciones presidenciales del 7 de octubre; luego con Bandera Roja, el MEP, y más recientemente con los referidos partidos de la MUD.

 Indicó que aunque la Ley del TSJ permite la posibilidad de accionar demandas para proteger intereses colectivos y difusos, “no se puede subrogar el derecho de la militancia, que tiene soberanía interna de los partidos. En el caso de Copei el tribunal se extralimitó cuando debía pronunciarse sobre conflictos en algunos estados. Todo esto indica que hay una necesidad política perentoria que se tradujo en el descabezamiento de autoridades”.

La decisión del TSJ sobre los copeyanos se tomó en respuesta a un recurso de amparo introducido por un grupo de afiliados de Copei en Anzoátegui, Aragua, Delta Amacuro, Yaracuy, Nueva Esparta, Táchira y Zulia.

Salamanca indicó que en todo caso se debió ordenar la convocatoria a elecciones. Destacó que los efectos de las decisiones del TSJ sobre los partidos se vieron la semana pasada con las fricciones generadas en el seno de la alianza opositora, que ocasionaron demoras en las postulaciones para las elecciones parlamentarias, y en la alianza perfecta anunciada por el presidente Nicolás Maduro en el caso del Gran Polo Patriótico. Advirtió que los dictámenes judiciales no son aislados y se suman a un plan en el que se ubican las inhabilitaciones a dirigentes políticos que serían candidatos y las migraciones en el registro electoral.

“La oposición concurre a unas elecciones con todo el aparato y el autoritarismo del Estado. En este proceso también se ha afectado a disidentes del oficialismo como Marea Socialista, a la que no se le permitió inscribirse ante el CNE”, argumentó. 

Desequilibrio. El analista Bernando Horande indicó que los dictámenes del TSJ sobre partidos ratifican que “en estas elecciones parlamentarias se evidencia el mayor desequilibrio de fuerzas de todos los procesos comiciales que se han realizado en los últimos años”.

Consideró que la revolución quiere gobernar a través del máximo tribunal, el cual, a su vez, ratifica que no existe independencia de poderes. Señaló que la oposición debe prepararse para la llegada de más hechos de ventajismo electoral con el fin de cercarla.

El 20 de julio de este año la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia anuló la Dirección Nacional del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), cuyos miembros fueron elegidos en una asamblea realizada en junio. El MEP es una de las organizaciones del Gran Polo Patriótico.

El 30 de julio la Sala Constitucional publicó una sentencia en la que destituyó a la directiva de Copei y designó una directiva ad hoc sin especificar su tiempo de permanencia.

El 6 de agosto la Sala Electoral del TSJ destituyó a la directiva del Movimiento de Integridad Nacional y designó a autoridades provisionales.