• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Suspendido el diálogo MUD-gobierno

Ramón Guillermo Aveledo advirtió que la existencia de colectivos puede desatar una guerra civil | Foto José Pacheco / Archivo

Ramón Guillermo Aveledo | Foto José Pacheco / Archivo

Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la MUD, dijo: “A una comisión que tenga como destino un uso político y emitir un dictamen parcializado no vamos a ir”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Mesa de la Unidad Democrática se reunió, con carácter de urgencia, y resolvió rechazar las posiciones del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y del dirigente del PSUV, Jorge Rodríguez, por considerar que dejan sin efectos los acuerdos previos sostenidos el 15 de abril.

El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, descartó cualquier entendimiento si estos son vilipendiados por factores del gobierno. “El sábado 10 se cumplió un mes del diálogo y el proceso está en crisis por responsabilidad del gobierno. Por ejemplo, no se ha fijado una reunión con el movimiento estudiantil, que tienen sus voceros y sus exigencias. El país quiere diálogo, el país necesita diálogo, el gobierno debe definirse si quiere o no quiere diálogo”, alertó.

El primer tema esbozado por Aveledo fue la aprobación de la ley de amnistía y la posibilidad de liberar al comisario Iván Simonovis: “En el grupo de trabajo planteamos este caso, así como entregamos una larga lista preparada por Edgar Zambrano (AD) y Andrés Velásquez (LCR), y el gobierno no da respuestas”.

Durante la declaración confirmó que el 15 de abril acordaron en la Vicepresidencia hacer exámenes médicos a Simonovis, lo cual concretaron la semana pasada. “Ahora, resulta que el alcalde Rodríguez, vocero del gobierno, dice que la ley de amnistía, la libertad de Simonovis y de los presos políticos no habían sido discutidas. ¡Si se han discutido! Hubo acuerdos y esperamos que el gobierno se defina; si ve esto como una guerra y quiere ganar la guerra o quiere ganar la paz”.

En segunda instancia, la MUD reveló que propuso crear una comisión nacional de la verdad y se acordó buscar “fórmulas frente a la alternativa del gobierno de formar una instancia parlamentaria”.

“Consideramos impráctico e improcedente la idea de una comisión parlamentaria y buscamos una aproximación a una comisión amplia; por eso instalamos el grupo de trabajo, con Delsa Solórzano y Roberto Enríquez. Empezamos a discutir el alcance, la competencia, el financiamiento al personal, autonomía y normativa. Estando la discusión en curso, Cabello decidió unilateralmente instalar la comisión parlamentaria y pidió que enviáramos miembros. No los enviaremos. No estamos de acuerdo con esa instancia. ¡No es lo acordado, no es lo práctico ni conducente a la verdad”, afirmó.

Aveledo criticó al diputado del PSUV, Elvis Amoroso, por reiterar la idea de Cabello de asistir al Parlamento: “La MUD señala, con claridad: una comisión parlamentaria no es de la verdad. Es contrario al espíritu de los acuerdos, a la necesidad de buscar la verdad. Cabello, de ninguna manera, puede ser presidente ni miembro de cualquier comisión de la verdad; ni ninguno de los jefes del gobierno y de la oposición porque, justamente, todos somos investigados. Si se quiere buscar la verdad, un examen de lo ocurrido, los actores no podemos estar investigando; cobrando y dándonos el vuelto. Por lo tanto, el presidente de la Asamblea que se baje de esa nube; que no se vista que no va. Él no puede ser presidente de la verdad porque hay que investigarlo a él, a todos nosotros”.

Anunció: “A una comisión que tenga como destino un uso político y emitir un dictamen parcializado no vamos a ir”.

La MUD señaló que el 15-A entregaron al vicepresidente Jorge Arreaza y a Cabello una misiva de la Comisión de la Unión Interparlamentaria Mundial que pide autorización para venir al país: “No han recibido respuesta por parte del Parlamento. La Asamblea Nacional ha sido, por cierto, un escenario agudo del conflicto político”.

La oposición planteó el 6 de mayo las objeciones al proyecto de ley de ordenamiento de territorio: “Es inconstitucional porque perjudica a los alcaldes. El día 28 de abril entregamos documento sobre la pacificación nacional, aún no recibimos respuesta”.