• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Sindicatos de ensambladoras piden a Pérez Abad reactivación de la industria de autopartes

Comerciantes de autopartes confirmaron aumento de 600% de los precios en los últimos dos años | Foto: Notihoy

En el encuentro asistieron Ford Motor Venezuela, GMV, Toyota, MMC Automotriz y FCA-Chrysler | Foto: Notihoy

El gobierno insiste en la autogeneración de divisas porque desde la caja del ejecutivo no saldrá nada para la producción de vehículos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un encuentro en el que participaron representaciones sindicales de Ford Motor de Venezuela, General Motors Venezolana, FCA-Chrysler de Venezuela, Toyota y MMC Automotriz, se le solicitó a Pérez Abad, vicepresidente para el área económica, la activación de un plan nacional de desarrollo de la industria de autopartes para el rescate de la improductividad de firmas como Rialca, Autoseat, Vivex, Ocimetakmecánica, Suramericana de Soplados y otras, las cuales han sido expropiadas en su mayoría por el gobierno, mientras el ensamblaje se basa en 70% de insumos importados.

El documento consignado indica que se han cerrado fábricas de autopartes, tanto para el ensamblaje como para el mercado de reposición: “Esto perjudica a la nación porque se dispone de altas sumas de divisas de la renta petrolera para traer piezas que antes se fabricaban en el país”.

Inversión de terceros

Desde principios de 2015, los distintos sindicatos han propuesto la inversión en dólares de particulares para la compra del kit de material importado para la fabricación de automóviles. Esta la opción garantizaría la reactivación de las plantas y la protección de los cien mil puestos de trabajo que genera la industria en el país.

La dolarización del sector es viable y necesaria, pero solo con la inclusión de algunos modelos de lujo: “Estos pagos en dólares deben asegurar la compra de las piezas necesarias con un plan de producción supervisado por el ministerio de Industria”.

La idea es que se cree un fondo nacional para el sector automotor que comprenda el reimpulso de los fabricantes de partes de vehículos y que, al mismo tiempo, se cumplan las convenciones colectivas y la Ley Orgánica del Trabajo.

La propuesta de los sindicatos va más allá. “Entre las ensambladoras y autopartistas deben evaluar qué modelos y productos se pueden incorporar a un plan de producción para la exportación a través de los acuerdos con Mercosur, ALBA y demás convenios de integración internacional”. Esto permitiría tener una entrada de divisas, no petroleras, que son tan vitales para la realidad económica del país.

Con información de El Carabobeño

Para leer el artículo completo haz click aquí