• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Sectores populares se suman a las protestas

Las fallas en los servicios públicos han causado que sectores pobres se unan a las manifestaciones | Foto: Angélica Lugo

Las fallas en los servicios públicos han causado que sectores pobres se unan a las manifestaciones | Foto: Angélica Lugo

Habitantes de algunos sectores del barrio La Bombilla de Petare manifestaron por los atrasos en el servicio del agua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las protestas registradas en Terrazas del Ávila y en Santa Fe el 31 de marzo tuvieron un componente atípico: en ambas manifestaciones se sumaron vecinos de sectores populares.

En el caso de Terrazas del Ávila los habitantes de la zona se reunieron después de las 7:00 pm para participar en una asamblea en la que estuvo presente el activista Julio “Coco” Jiménez para debatir aspectos relacionados con temas comunitarios y con las medidas de seguridad que las personas pudieran tomar ante una situación irregular.

Mientras la reunión se desarrollaba, algunos vecinos del barrio La Bombilla de Petare se acercaron para pedir el derecho de palabra pues desde temprano protestaban por las irregularidades en el servicio del agua. La comunidad de Terrazas del Ávila les permitió hablar y, posteriormente, los dos grupos de vecinos bajaron a la autopista a protestar.

En un video sobre la asamblea colgado en You Tube, uno de los vecinos del barrio dijo que además de las irregularidades con el servicio del agua, también manifestaban por la inseguridad y la escasez. Posteriormente, los residentes de ambas localidades trancaron la autopista Francisco Fajardo y, cerca de las 10:00 pm, fueron dispersados por la Guardia Nacional Bolivariana con bombas lacrimógenas, que los vecinos acumularon en la entrada principal de la urbanización.

 
Las Minitas se sumó. En La autopista Prados del Este, por segundo día consecutivo, algunos vecinos del barrio Las Minitas se sumaron a la protesta que desde temprano realizaban vecinos de Santa Fe Norte y Sur. Sin embargo, el 31 de marzo por la noche el grupo era mayor. Hubo más gente, más gritos y detonaciones. Aproximadamente, 30 hombres se unieron a la manifestación en la autopista que fue dispersada por funcionarios de la Policía Nacional Bolviariana con lacrimógenas.

En la entrada de Santa Fe Sur quedaban rastros de la noche que vivieron en esa urbanización el lunes. Los vidrios de la garita de vigilancia se estallaron tras ser impactados con las bombas lacrimógenas que lanzaron los funcionarios de la PNB.

Una vecina de Santa Fe Sur manifestó que tras 47 días de protestas, no ha visto ningún resultado positivo pues, por el contrario, ha tenido que ingeniárselas para que su familia y ella no se vean afectados con el efecto de las lacrimógenas.