• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Sector minoritario de Copei quiere destruir a la MUD”

Enríquez: Es una operación macabra | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Enríquez: Es una operación macabra | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Jesús Torrealba rehusó pronunciarse sobre la posibilidad de que el TSJ le imponga 26 candidatos a diputados a la oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente suspendido de Copei, Roberto Enríquez, asegura estar más molesto con “un sector minoritario del partido socialcristiano que quiere destruir la unidad de la oposición” que con el gobierno. Pero precisamente el gobierno, que controla la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, es el que tiene en sus manos la posibilidad de imponer 26 candidatos a diputados y dificultar la victoria de la oposición el 6 de diciembre.

“Es una operación macabra que va más allá de Copei, fraguada por los que pretenden degradar al partido a una franquicia, al proyecto personal de Eduardo Fernández. Pero de nada les ha servido, porque tenemos 200 militantes trabajando por la unidad. Si nos tenemos que mochar un brazo para preservar la unidad, Copei se lo mocha”, insistió Enríquez.

Miguel Salazar, secretario general de la junta directiva ad hoc de Copei, dijo que solicitó la intervención del TSJ para defender los intereses de los militantes del partido. Propuso reunirse con la MUD para analizar la conducta y trayectoria de los candidatos que integran la lista presentada a la Sala Constitucional.

Sin embargo, Enríquez negó de plano cualquier negociación con las autoridades de Copei designadas provisoriamente, del mismo modo que negó haberse reunido con dirigentes del gobierno y, más específicamente, con el presidente de la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello: “Las dos últimas veces que he visto a Cabello fueron el año pasado, cuando le presenté un proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos, y cuando diversos sectores del gobierno y la oposición tuvieron una sesión de diálogo en Miraflores. Ambos encuentros fueron a la vista de todos”.

El secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, rehusó intervenir en la diatriba: “No voy a pronunciarme sobre una sentencia del TSJ que no existe. Hay un problema interno en la familia socialcristiana. Cuando se resuelva, aquí estará la Unidad dispuesta para ubicarlos en las posiciones que corresponden”.

Pedro Pablo Fernández, uno de los candidatos propuestos ante el TSJ, envió una carta a la Sala Constitucional en la que afirma que lo postularon sin su consentimiento y aclaró que no desea ser diputado.