• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Sebin detuvo al alcalde Ledezma en su oficina

Foto Twitter

Foto Twitter

Ayer en la noche ni la esposa ni el abogado del dirigente sabían dónde estaba. “Tocará esperar por su presentación”, dijo su defensor, Omar Estacio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al final de la tarde de ayer más de 80 funcionarios del Sebin, encapuchados y con armas largas, destrozaron con una mandarria los vidrios de la entrada de la oficina del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en El Rosal, para llevárselo preso. El dirigente no se entregó fácilmente, se defendió y, por eso, lo golpearon bastante, afirmó su esposa, Mitzy Capriles de Ledezma.

No había una orden de captura. Nunca se explicó el motivo. Sólo se lo llevaron. Para que nadie los persiguiera, los encapuchados, además, se fueron con las llaves de todos los vehículos del equipo de trabajo del alcalde. Al cierre de esta edición, su abogado Omar Estacio, desde el Sebin de Plaza Venezuela, no sabía dónde estaba el dirigente y no había podido verlo. No lo dejaron entrar al Sebin, nadie le decía nada. Lo poco que supo, lo supo al mismo tiempo que el resto del país, a través de la cadena de Nicolás Maduro: Ledezma era acusado por un supuesto plan de golpe de Estado.

“Si ya lo acusaron en televisión, presumimos que intervino la Fiscalía y algún tribunal. En este momento (9:58 pm) alegarán que no es horario de visita para verlo. Tocará esperar a su presentación”, señaló.

Informantes aseguraron que el alcalde estaba en el Helicoide y que todos los alrededores del organismo estaban fuertemente custodiados por cuerpos de seguridad.

Justo después de la detención de su esposo, Mitzy Capriles estaba firme: “Nicolás Maduro, eres responsable de la vida de mi esposo. Yo solo veo a un gobierno atemorizado de un pueblo que hace colas y no encuentra respuestas. Ledezma no es un golpista como lo fuiste tú”.

Pero pasadas las 10:00 de la noche su entereza se quebró: parecía asimilar que no vería al alcalde por un tiempo. “No podemos verlo, no sabemos qué está pasando. No nos dicen nada”, dijo antes de derramar unas lágrimas y abrazar a Lilian Tintonri, que recién llegaba de Ramo Verde.

Una vez que la noticia inundó las redes sociales, los dirigentes de la oposición corrieron al Sebin. Henrique Capriles, acompañado por Stalin González y Míguelo Pizarro, atravesó el cordón de seguridad de la PNB para informarse de lo ocurrido. “Exigimos que se nos informe dónde está el alcalde y de qué lo acusan. Antonio Ledezma está desaparecido, y eso es inconstitucional”, señaló.

Advirtió a Maduro: “Los atajos tienen consecuencias. Este país está de a toque. No le tenemos culillo a su gobierno, no confunda la paciencia con ser pendejos. Si usted se está yendo por un atajo, después no pida perdón”.

La diputada desfenestrada por el PSUV, María Corina Machado, también fue a Plaza Venezuela, a pesar de que la han vinculado con el supuesto golpe. “Es acto desesperado de la dictadura contra un demócrata cabal”, dijo y al poco tiempo se fue: le alertaron que el Sebin merodeaba su oficina.

El alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, recordó que la Asociación de Alcaldes de Venezuela exigió la libertad de Ledezma.

Detalló qué derechos se le violaron: “No se respetó el debido proceso, no se respetó la presunción de inocencia y no se le permitió contar con asistencia jurídica. Su abogado no sabe nada. Esto es un atentado a la democracia y a la soberanía del pueblo que lo eligió alcalde”.

Poco a poco la gente comenzó a retirarse. Diputados, alcaldes, concejales, transeúntes, mototaxistas, todos preguntaban qué ocurría. Al alcalde de El Hatillo, David Smolansky, se le acercaban para preguntarle qué ocurría, pero tampoco sabía: “Esto le puede tocar a cualquiera que piense distinto”.

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, también fue al Sebin y advirtió: “Le digo al gobierno que se quite la careta y declare el estado de excepción si no libera de inmediato al alcalde”.

El secretario general de AD, Henry Ramos Allup, señaló: “Ni apresando dirigentes opositores, ni allanándoles inmunidad, ni persiguiéndolos podrán evitar su derrota”, escribió en Twitter.

 

Reacción. El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, aseguró que lo sucedido es una demostración de la debilidad del gobierno. “El gobierno optó por el atajo, por la violencia, por intentar ilegalizar a la oposición democrática. No lo van a lograr”, agregó.

Afirmó que actuaciones como esta y como las denunciadas por Lilian Tintori contra su esposo deben ser procesadas y alertadas: “La madre de Leopoldo López ha dicho que teme por la vida de su hijo, cualquier alerta nunca será exagerada, estamos en un momento complejo, lo serio es llamar a la serenidad”.

Torrealba anunció que desde anoche la MUD se declaró en sesión permanente para trabajar en tres áreas: en la activación de todos los dispositivos de apoyo jurídico y de derechos humanos; con contactos con instituciones y organizaciones de defensa de los derechos humanos y la Iglesia Católica, y con acercamiento a los organismos internacionales.

Pidió a los dirigentes de la MUD y a la población dar una respuesta pacífica y masiva para segregar a los violentos.