• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Sebin detuvo al alcalde Ledezma en su oficina

Foto Twitter

Foto Twitter

La esposa del dirigente, Mitzy Capriles, dijo que sin orden de captura se lo llevaron, luego de golpearlo porque se resistió

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De forma violenta funcionarios del Sebin entraron a las oficinas del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en la torre EXA de El Rosal y se lo llevaron detenido. Extraoficialmente se conoció que el motivo fue que suscribió el acuerdo para la transición nacional, junto con María Corina Machado y Leopoldo López.

Su esposa, Mitzy Capriles de Ledezma, denunció al final de la tarde lo que ocurrió. “Funcionarios encapuchados dispararon en varias oportunidades y se llevaron a Antonio”, dijo desde las inmediaciones de la sede del Sebin en Plaza Venezuela, en compañía de dirigentes de la MUD.

En entrevista con Unión Radio, declaró que se desconocen las razones por las cuales fue detenido el alcalde y aseguró que durante la aprehensión fue agredido físicamente, al igual que lo fue el diputado Richard Blanco. “Llegaron destrozando todo lo que encontraron a su paso. Sin ninguna orden de allanamiento”, señaló.

La esposa del dirigente agregó que los funcionarios, que tenían las caras tapadas, dispararon varias veces las armas de fuego que portaban.

Aseguró que su esposo no tiene miedo. “Le dieron golpes hasta el cansancio porque Antonio hizo mucha resistencia”, aseveró. 

El diputado Richard Blanco detalló que quienes allanaron la oficina de Ledezma fueron decenas de hombres con armas largas y reiteró que no tenían orden de allanamiento: “Reventaron las puertas con una mandarria”.

Los funcionarios del Sebin también quitaron las llaves de todos los vehículos, tanto del alcalde como de sus escoltas, para que nadie pudiera seguirlos.

Mientras todo ocurría, el presidente Nicolás Maduro inició una cadena nacional de radio y televisión. Al cierre de esta edición, Maduro no había fijado posición al respecto. El abogado de Ledezma, Omar Estacio, dijo que no tienen información del paradero del alcalde metropolitano ni de los motivos de la detención.

 

Rechazo. Dirigentes de la unidad se trasladaron inmediatamente al Sebin, entre ellos el presidente de Copei, Roberto Enríquez, que exigió la libertad inmediata del alcalde y que se respete la Constitución. “Si no es así, Copei le exige al gobierno quitarse la careta y declarar el Estado de excepción”, señaló.

María Corina Machado también se dirigió a la sede del Sebin para prestar apoyo a Ledezma. Considera que se trata de “un acto desesperado de la dictadura contra un demócrata cabal”. Henrique Capriles también fue al Sebin.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, dijo que el gobierno busca que se genere un clima de violencia ante la imposibilidad de ganar las próximas elecciones parlamentarias por la crisis económica.

“Lo que quieren es buscar un atajo extraconstitucional. Intentan eludir la derrota electoral. Tratan de ilegalizar a la MUD. Mañana se reunirán la MUD nacional y todas las mesas regionales”, señaló.

El secretario general de AD, Henry Ramos Allup, se manifestó a través de la red social Twitter. Tildó la acción contra el alcalde de un pote de humo y un atropello “para distraer atención sobre desabastecimiento e inseguridad. “Ni apresando dirigentes opositores, ni allanándoles inmunidad, ni persiguiéndolos podrán evitar su derrota”, expresó.

Voluntad Popular también repudió la detención y exigió su inmediata liberación. En un comunicado, el partido expresó: “Denunciamos ante el pueblo de Venezuela y ante la comunidad internacional esta nueva acción persecutoria y represiva contra quienes hemos expresado nuestra voz disidente”.

Primero Justicia también se solidarizó con Ledezma, rechazó lo que calificó de una detención ilegal y exigió su libertad inmediata.

La Asociación de Alcaldes de Venezuela recordó que la detención ocurrió a días de que Maduro denunció un supuesto intento de golpe de Estado, en el cual se le enjuició y sentenció de manera previa como supuesto participante o colaborador, sin pruebas.