• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Salud del Presidente es usada para unir al oficialismo

Hugo Chávez en Consejo de Ministros | Foto: AVN

El carácter “religioso” del liderazgo de Chávez le permite unir a sus seguidores y fortalecer su imagen, según estudios de Hinterlaces / AVN

"No veo razones para exigir detalles", consideró el vicepresidente Nicolás Maduro para justificar la falta de un parte médico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el Gobierno hay hermetismo sobre la salud de Hugo Chávez. Desde el Ministerio de Comunicación e Información, la Vicepresidencia Ejecutiva y la Procuraduría General hablan en términos generales; aseguran que el Presidente está bien y que regresará fortalecido. “Hasta rejuvenecido”, afirman, confiados, dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela.

No hay información fidedigna de cuándo llegó a Cuba, sobre qué pasó ayer, el tipo de tratamiento que recibe y quiénes lo acompañan en La Habana, donde le practicarían unas terapias hiperbáricas.

El titular del Minci, Ernesto Villegas, lanza sólo expresiones, mas no precisa cuál es la situación real: “Llegará súperrepotenciado, para frustración de sus más enconados enemigos”. En su cuenta ‏@VillegasPoljakE escribió el 29 de noviembre: “Aclaro mi comentario en VTV: me referí al 10 de enero como fecha de toma de posesión del Presidente. Más nada. ¡Chávez y el pueblo pa'lante!”, en un intento por aclarar cualquier contradicción.
 
Secreto de Estado

No hay un parte médico oficial, aunque en el oficialismo nieguen que el tema de la salud sea un “secreto de Estado”. El vicepresidente Nicolás Maduro dijo, en una reunión con trabajadores de la Industria Orinoquia (ensambladora de teléfonos): “No veo razones para exigir al Presidente detalles sobre su salud”. En 2011 Chávez asumió la vocería sobre su estado y los ministros se abstuvieron de hablar sobre el asunto.

El politólogo Nicmer Evans sostuvo en Noticias24.com: “La oposición ha especulado sobre la salud del Presidente, pues él nunca ha ocultado su enfermedad”.

En cualquier caso, los diputados del PSUV y de los partidos aliados ignoran qué pasa con el Presidente, aunque los legisladores pesuvistas entienden por qué se les convocó el martes 20 de noviembre y se les pidió “lealtad” no sólo con los candidatos a las gobernaciones, sino en modo especial con Chávez, algo que –según parlamentarios– no está en duda. “Somos leales al comandante, no por su persona, sino por el proyecto político que encarna”, señalaron.

Los diputados del PSUV comprenden, además, la estrategia política del PSUV de recorrer los estados. “El fin es garantizar la gobernabilidad ante cualquier escenario”, señalaron legisladores oficialistas.

El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, ha visitado siete entidades, donde ratifica el apoyo a los candidatos, insta a votar por ellos y niegan que existan otras opciones. El PCV, por ejemplo, tiene candidaturas propias en Bolívar, Apure, Amazonas, Mérida y Portuguesa; el MEP en Anzoátegui y está aliado con los comunistas en Portuguesa; y el Movimiento Revolucionario Tupamaros en Portuguesa.

El Polo Patriótico va dividido en 10 estados a los consejos legislativos, lo que obliga al PSUV a mantener la unidad interna; es decir, evitar la dispersión de votos y que cualquier hecho conduzca a la ingobernabilidad.

El tema de la salud se convierte, pues, en leitmotiv. El presidente de Hinterlaces, Oscar Schemel, lo resume así: “Cuando Chávez atraviesa por una situación difícil, los lazos afectivos se fortalecen. La explicación es el rasgo del liderazgo religioso de Chávez”.

Sin firmas falsas

Miraflores recurre al gobierno electrónico ante la ausencia de Hugo Chávez. El Presidente cuenta con este instrumento desde el 16 de julio de 2011, cuando el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, a través de la Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica, le asignó el Certificado Electrónico. “Firma Electrónica, estamos en un mundo ya de siglo XXI”, dijo ese día Chávez.

La Ley de Mensaje de Datos y Firmas Electrónicas, aprobada en 2001, establecía este mecanismo para el Consejo de Ministros y el jefe del Estado (“Autoridad Excepcional de Seguridad para Altos Funcionarios de la República de Venezuela”, se bautizó al sistema) pero la enfermedad obligó a acelerarlo.

Chávez defendió el sistema en esa oportunidad: “Estando en La Habana, en Moscú, en Washington, en Buenos Aires, uno firma electrónicamente; está totalmente blindado la seguridad; que no haya firma falsa, ni nada”.