• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Saab intercede por preso político enfermo en Sebin

Tania Izaguirre, madre del preso Pablo Estrada, agradeció a El Nacional que denunciara situación de su hijo en el Sebin-el Helicoide | Foto Raúl Romero

Tania Izaguirre, madre del preso Pablo Estrada, agradeció a El Nacional que denunciara situación de su hijo en el Sebin-el Helicoide | Foto Raúl Romero

Madre de Pablo Estrada, enfermo de tuberculosis, espera que sea liberado para llevarlo a un hospital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El clamor de libertad de la madre de Pablo Estrada, Tania Izaguirre, tuvo eco en la Defensoría del Pueblo. Su titular, Tarek William Saab, anunció que promoverá una medida cautelar (casa por cárcel), debido a que Estrada padece tuberculosis y requiere atención médica, que no se le había garantizado hasta ayer de manera periódica en el Sebin-el Helicoide.

“Oficiaremos al Poder Judicial, a la presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, el problema por escrito. Estrada, en este momento, se encuentra en el Hospital Militar”, informó Saab en Globovisión, cuando fue consultado por la información de El Nacional “Sebin no lleva a medicatura a preso con tuberculosis”.

Izaguirre visitó ayer a su hijo, quien fue trasladado a la medicatura forense en Bello Monte, como había pedido el personal médico del Sebin-el Helicoide: “Ya no está deprimido, aunque sí flaco. Al verlo le dije: ‘Estamos a punto de lograr la libertad’ si el defensor cumple su palabra. Una vez que salga, hay que hospitalizarlo lo más pronto posible”.

En la UCV, madres de otros estudiantes relataron cómo violan los derechos humanos en el Sebin.

“La Tumba (del Sebin-Plaza Venezuela) no es diferente a La Rotunda (cárcel del dictador Juan Vicente Gómez). Está en un sótano, donde no apagan las luces las 24 horas del día y se produce un frío intenso, lo que impide a los presos dormir”, denunció Luis Betancourt Oteiza, hijo del sargento José Betancourt, quien estuvo preso en La Rotunda en 1919, donde fue colgado por los testículos. “Creíamos que la última dictadura se acabó el 23 de enero de 1958, pero no: hoy existe una barbarie”.

María Corina Machado oyó los testimonios de los familiares presos y dijo que demuestran la valentía de quienes han perdido hijos, cambiaron sus vidas por el amor al país: “La dictadura actual es sofisticada, pero usemos las nuevas tecnologías para denunciarla. No hay excusa para la indiferencia. Guardar silencio es ser cómplice. El gobierno castiga a personas emblemáticas para asustar y quebrar anímicamente, pero no debemos tener miedo; es un deber ciudadano movilizar, protestar”.