• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

SNTP registra más de 120 agresiones contra periodistas durante protestas

Periodistas condenan violación a los derechos humanos | Cortesía

Periodistas condenan violación a los derechos humanos | Cortesía

El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa registra más de 120 agresiones contra periodistas durante la cobertura de las manifestaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde el 12 de febrero, el SNTP ha recibido 53 denuncias de hostigamientos, 25 de robos de equipos de trabajo y material audiovisual, 24 de agresiones físicas y 23 detenciones contra reporteros, camarógrafos y fotógrafos. Además, registró un periodista herido de bala en Mérida.
Marco Ruiz, secretario general del SNTP, informó: “Hasta el 11 de marzo 97 trabajadores de la prensa han sido víctimas de ataques por parte de funcionarios de seguridad del Estado venezolano, civiles armados -identificados como colectivos-, y manifestantes. En varios casos, un periodista ha sufrido dos o más agresiones".

En el reporte se cuentan 28 corresponsales internacionales, quienes también han sido detenidos, amenazados, agredidos físicamente y robados.

Funcionarios del Estado agresores

Ruiz resaltó que la mayoría de las agresiones ocurridas contra los trabajadores de la prensa durante este mes, fueron llevadas a cabo por funcionarios del Estado, sumando 61 casos.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), destacan entre los victimarios, además de la Policía del Zulia, y funcionarios de migración del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar.
El dirigente sindical recordó que es deber de los organismos del Estado garantizar efectivamente la seguridad de todos los ciudadanos, especialmente de los trabajadores de la prensa.

El SNTP ha solicitado al al Ministerio Público, a la Defensoría del Pueblo, al Ministerio de Interior y Justicia, al Ministerio de la Defensa y a la PNB que se pronuncien públicamente en rechazo a las agresiones contra los periodistas, reporteros gráficos y medios de comunicación, exigiendo un cese inmediato a las mismas; que se investiguen y sancionen apropiadamente las violaciones a la libertad de expresión; y que promuevan que las personas puedan expresarse libremente sin temor a ser sancionados ni reprimidos.

Ataques de grupos armados

El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa también destaca 15 denuncias de agresiones por civiles armados. Ruiz calificó como "alarmante" que grupos armados actúen contra ciudadanos y contra reporteros, ante la inacción de los organismos del Estado.

De acuerdo a las denuncias de los periodistas agredidos, en la mayoría de los casos estos grupos armados se trasladan en motocicletas, y se identifican como "colectivos" afectos al oficialismo.

Corresponsales extranjeros, de Telemundo, CNN Internacional, Televisión Española y The New York Times, han sido amenazados y robados por estos grupos delictivos.

Respeto a la prensa

El dirigente sindical exigió a la ciudadanía respetar la labor de los trabajadores de la prensa durante las coberturas de las protestas. Hasta la fecha, el SNTP registra 25 agresiones por parte de manifestantes, opositores y oficialistas.

"A quienes están molestos por las decisiones editoriales tomadas en algunos medios que silencian informaciones importantes, les decimos que nosotros también lo estamos, que es una molestia compartida y que se sumen a esta lucha que los trabajadores hemos iniciado contra la imposición de la censura", instó Ruiz.

Organizaciones internacionales, como la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el Comité para la Protección de Periodistas, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc), la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), y el Consejo Nacional de Periodismo de Panamá (CNP), han expresado su respaldo al SNTP, y exigido al gobierno nacional garantizar el trabajo de los comunicadores y respetar los derechos a la libre expresión e información.