• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

SIP condena al país por posible cierre de El Impulso

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP | EFE

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP | EFE

El diario  asegura que el gobierno no autoriza las divisas para la compra de insumos, debido a su línea editorial crítica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Sociedad Interamericana de Prensa responsabilizó ayer al gobierno de Venezuela por el posible cierre del diario larense El Impulso. Las trabas para adquirir papel y otros insumos son las causas que afectan al medio.

“Evidentemente esta es una situación delicada en extremo, cuyo responsable directo de procurar el cierre de El Impulso y otros medios escritos venezolanos por su línea editorial crítica, es el gobierno venezolano”, expresó Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, quien declaró a AP.

El Impulso es el periódico más antiguo de Venezuela; tiene 110 años circulando. El 5 de enero publicó un editorial titulado “Nos quieren silenciar”, en el cual se manifiestan las dificultades por las que pasa debido a que la reserva de papel de la que disponen está por agotarse. Además, muestra preocupación porque la situación puede afectar la calidad informativa.

“Las bobinas a nuestra disposición apenas alcanzan para unas tres semanas, y eso gracias a los malabares, onerosos sacrificios económicos y lastimosos recortes que nos hemos visto forzados a practicar en la paginación, así como en las diferentes secciones”, expresó El Impulso en el editorial. Aseguran que existe un trato discriminatorio por la línea informativa que lleva el diario.

Indicó que a pesar de cumplir con todos las exigencias para que le otorguen las autorizaciones y las divisas preferenciales necesarias para importar bobinas de papel, entre otros artículos necesarios para la producción del diario, permanece la negativa del gobierno a través de “dilaciones vejatorias, excusas, silencios administrativos y ruleteos encarnizados”.

Paolillo aseguró en nota de prensa que el gobierno del presidente Nicolás Maduro continúa con la estrategia de acorralar económicamente los periódicos venezolanos, al restringirles el acceso a insumos importados indispensables para su publicación.

Otros medios periodísticos venezolanos están en situaciones similares. El diario El Nacional ha divulgado cuatro cartas públicas en las que reclama la falta de pago de mercancía importada hace seis meses, por lo que no cuentan con crédito externo para continuar importando. Se han suspendido encartes tradicionales, como Papel Literario, porque la reserva de papel es escasa.

Para la importación de insumos y productos extranjeros los periódicos necesitan una cuota de divisas que autoriza la Comisión de Administración de Divisas, después de recibir un permiso de “certificación de productos de no producción nacional”. Esa autorización es emitida por el Ministerio de Industria y Comercio que tarda meses para expedirla, de acuerdo con información de la SIP.