• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Roy Daza aseguró que fallo de la CIDH es nulo

Diputado del Parlatino Roy Daza/Omar Véliz

Diputado del Parlatino Roy Daza/Omar Véliz

El diputado del parlatino reiteró que la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanas sobre RCTV no tiene pertinencia desde el punto jurídico, ni ninguna incidencia desde el punto de vista legal además porque Venezuela renuncioó al tratado de afiliación de la CIDH

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Roy Daza, vicepresidente del Parlatino-Venezuela, afirmó que el dictamen de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en relación al caso RCTV es nulo de toda nulidad.

Daza aseguró que el fallo de la CIDH carece de validez, es irrita, nula de toda nulidad desde el punto de vista jurídico, pues la CIDH no tiene jurisprudencia para tratar casos que sólo le competen a la República Bolivariana de Venezuela, reseñó una nota de prensa del Parlatino.

El parlamentario recordó que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las leyes expresan que el espectro radiofónico es propiedad de la nación, lo administra el Estado venezolano y es el Estado quien decide si otorga o no una concesión o si la rescinde.

“El caso de que el Estado sea propietario del espectro radioeléctrico le da el derecho de establecer la metodología y tiempos para que las concesiones se den. Ninguna concesión pertenece a ninguna empresa privada, por poderosa que sea”, expresó.

Daza reiteró que la decisión de la CIDH no tiene pertinencia desde el punto jurídico, ni ninguna incidencia desde el punto de vista legal además porque Venezuela renunció al tratado de afiliación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  

A juicio del vicepresidente del Parlatino-Venezuela, los integrantes de la Corte Interamericana de Derechos Humano,  en el caso de RCTV,  están actuando como “agentes de un grupo golpista, facineroso y desestabilizador dirigidos por el Señor Marcel Granier. Están fungiendo como cómplices de un acto delincuencial, por lo tanto están fuera de todo término legal y jurídico”.

“No admitimos, bajo ningún respecto que la CIDH se inmiscuya en asuntos internos de Venezuela y mucho menos que den respaldo a un grupo conspirador que actúa contra la República Bolivariana de Venezuela y contra la ciudadanía”, concluyó.