• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

ABC: Rosa Virginia Chávez sería la encargada de tomar decisiones sobre la salud del Presidente

El presidente Hugo Chávez y su hija Rosa Virginia / Reuters

El presidente Hugo Chávez y su hija Rosa Virginia / Reuters

Según el diario ABC de España, el estado delicado de salud del Jefe de Estado venezolano no le permite recibir muchas visitas. Ayer Adán Chávez, quien viajó a Cuba, pudo entrar a verlo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Hugo Chávez, tras haber sufrido una recaída del cáncer que padece desde mediados de 2011, viajó a La Habana donde fue operado el 11 de diciembre. Desde ese día, su hija mayor, Rosa Virginia Chávez, no se ha separado de su padre.

El diario ABC de España publicó hoy una información en su portal Web, donde destaca que a Rosa Virginia, por cuestiones legales, le corresponde tomar las decisiones que afecten al futuro de su padre y Presidente, entre ellas la de una eventual desconexión de la máquina que lo mantiene vivo de manera artificial.

El diario resalta que el Jefe de Estado no se encuentra en condiciones -en coma inducido- para hacerle frente a tantas responsabilidades, presentes y futuras, como su investidura el 10 de enero para el cuarto mandato (2013-19) que ganó en buena lid el 7 de octubre.

Otro miembro de la familia Chávez que actualmente también se encuentra en La Habana, es su hermano Adán. El gobernador de Barinas llegó ayer a Cuba a visitar al mandatario.

El medio resalta que toda su numerosa familia: sus padres, cuatro hijos reconocidos públicamente, seis hermanos y una larga lista de sobrinos tíos y tías, han querido visitarlos para saludarlo y despedirse, previendo lo peor. Pero no han podido. Sólo el vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, pudo coger su mano, que según él Chávez apretó con fuerza y le rogó que diga la verdad sobre su situación. Ayer Adán Chávez, pudo entrar a verlo.

La que decide

A la cabecera del Jefe de Estado permanece su hija mayor Rosa Virginia y su esposo el ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza.

Por cuestiones legales clínicas le corresponde a Rosa Virginia tomar las grandes decisiones sobre la salud del mandatario como la de desconectarlo eventualmente de la máquina que lo mantiene vivo artificialmente, declara ABC.

Arreaza escribió ayer en su cuenta de Twitter que “el equipo médico nos explica que la condición del presidente Chávez sigue siendo estable dentro de su cuadro delicado”, después de anunciar la llegada del gobernador Adán Chávez.

“El comandante Chávez sigue batallando duro y le envía todo su amor a nuestro pueblo. Constancia y paciencia!!!”, agregó Arreaza al comentar que estaba en compañía del vicepresidente  Nicolás Maduro y Cilia Flores, procuradora de la República bolivariana.

El diario asegura que Maduro no volvió el día 2 de enero a Caracas, como había anunciado, y decidió quedarse en La Habana, tal vez para saber de primera mano lo que iba a hablar su rival Diosdado Cabello con las autoridades cubanas. Y es que Cabello también viajó ayer de imprevisto a Cuba cuyas autoridades están preocupadas por saber cómo van a quedar con las nuevas autoridades venezolanas y sus negocios que pasan de 6.000 millones de dólares anuales en caso de que faltara Chávez.

Pero no solamente los representantes del gobierno venezolano y familiares de Chávez quieren verlo en Cuba. También los universitarios y políticos.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, anunció que junto a otros académicos, recomiendan que se forme una comisión integrada por profesores y médicos venezolanos para que viajen a Cuba y comprueben el estado de salud del presidente Hugo Chávez.

El vicerrector Nicolás Bianco propuso la conformación de este grupo de personas, que estaría integrado por el presidente de la Academia Nacional de Medicina, dos médicos designados por el Ejecutivo, un miembro de la Federación Médica Venezolana y uno de las universidades autónomas.

Los políticos también quieren integrar esa comisión, asegura ABC, como el alcalde metropolitano Antonio Ledezma y el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski. Todos quieren ir a Cuba para ver al presidente venezolano mientras en Caracas continúan los rezos y las plegarias por su salud en las plazas e iglesias.