• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Rodríguez y Holguín se reúnen el 4 de agosto para abordar reapertura de la frontera

El gobernador del estado Táchira, José Vielma Mora, afirmó que los venezolanos que cruzaron hacia Cúcuta, más que hacer compras, fueron a visitar amigos y a divertirse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las cancilleres de Venezuela y Colombia, Delcy Rodríguez y María Ángela Holguín, respectivamente, mantendrán una cumbre el 4 de agosto para evaluar la situación de la frontera, dijo el gobierno colombiano ayer, un día después de que miles de venezolanos aprovecharan una apertura temporal para abastecerse.

La canciller Holguín informó en rueda de prensa en Bogotá que la reunión seguramente será en Venezuela.

La necesidad de una "frontera segura" estará en la agenda, dijo Holguín, que anticipó otras reuniones de los ministros de Defensa, una de ellas el próximo viernes, para "concertar cómo van a ser esos protocolos y esa coordinación entre las dos fuerzas militares y de policía", con el fin de garantizar la estabilidad en la línea  fronteriza.

También afirmó que "en el horizonte" de las relaciones bilaterales está la reapertura de la frontera, cerrada el 19 de agosto de 2015 por el presidente Nicolás Maduro tras un ataque de supuestos paramilitares colombianos contra una patrulla militar venezolana.

La funcionaria colombiana dijo que su país no tiene "problema" en que se repitan jornadas como la del domingo. "En lo que respecta al comercio de Cúcuta, le debió ir muy bien, pero sobre todo lo que queríamos era colaborar y apoyar a los venezolanos que quisieran entrar al territorio colombiano a hacer sus compras", indicó.

Mientras, en un comunicado de la Cancillería del vecino país se afirma que el ingreso de venezolanos a Cúcuta fue posible por la extensión temporal del corredor humanitario. A su vez, se señala que la ampliación del corredor "es una alternativa humanitaria que será revisada con las autoridades" en Venezuela y, que para tales efectos, se han iniciado contactos locales y nacionales de parte de Venezuela que permitan una mayor claridad y organización de estos procedimientos.

Reiteran que los canales oficiales de comunicación "deben seguir siendo las Cancillerías de los dos países" y agregaron que "la coordinación efectiva con las autoridades nacionales y regionales podrá ayudar a la apertura solicitada por las comunidades de frontera de una manera organizada y segura para evitar cualquier tipo de traumatismo".

El ministerio también pidió que el cruce de venezolanos a Colombia "sea analizado en las mesas de trabajo bilaterales previstas para los próximos días" y en las que se determinarán las condiciones y tiempos para una reapertura segura y positiva de la frontera.

Cero repeticiones. Si bien Colombia no tiene problemas en que se repita una jornada como la del domingo pasado, el gobernador del Táchira, José Vielma Mora, aseguró ayer que el paso de venezolanos para comprar alimentos no tendrá "repeticiones", pues se permitió para "evitar un show" ante la aglomeración de personas.

El funcionario oficialista informó que no se ha dado "una fecha o día" para el paso de personas con el fin de que compren en el vecino país.

Enfatizó que "no hay corredores (humanitarios)", pues ese término no lo establece "ningún acuerdo, pacto, elemento de ley o técnico de frontera". "Un representante de la canciller colombiana está hablando de corredores, aquí no hay corredores (...) se habla de pasos laborales, pasos estudiantiles, académicos y de complementación entre Colombia y Venezuela", recalcó.

El gobernador aseveró ignorar "si es cierto o falso" que por la frontera tachirense pasaran 35.000 personas en busca de alimentos y productos escasos, debido a la crisis económica que atraviesa Venezuela.

Aseguró que los venezolanos fueron a Colombia a comprar productos venezolanos "a precios muy costosos, similares a los de los bachaqueros". "Fueron venezolanas a Colombia a comprar leche venezolana, esto parece una comiquita".

El funcionario remarcó que si en Venezuela "hubiese una crisis humanitaria" nadie pasaría "ni un gramo de arvejas para Colombia u otro país", y afirmó que más que de compras, mucha gente fue a visitar amigos, a divertirse a Colombia, a divertirse a Venezuela y eso es lo que queremos. "Es necesario, urgente, la reapertura de las relaciones en materia de fronteras, pero que no sea lo mismo de antes".

Dijo que en medios colombianos indicaron que las venezolanas que habían ido al vecino territorio "eran guapas, bien comidas, no estaban pasando hambre y estaban bien robustas. Quiere decir que aquí no hay una crisis humanitaria como lo quieren establecer otros países para aplicar la Carta Democrática en Venezuela".