• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Revisión de firmas de comisión del PSUV viola derechos de confidencialidad y privacidad

El Consejo Nacional Electoral tiene competencia exclusiva en lo concerniente a la revisión de las rúbricas | AFP

El Consejo Nacional Electoral tiene competencia exclusiva en lo concerniente a la revisión de las rúbricas | AFP

El presidente Nicolás Maduro anunció que el partido de gobierno revisaría las firmas para cuidarse de que la oposición cometa un fraude, pero dicha acción es competencia exclusiva del Consejo Nacional Electoral. El abogado constitucionalista José Vicente Haro destacó que la intención oficialista muestra desconfianza en el árbitro electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro dio a conocer este domingo que había nombrado una comisión “antifraude” para revisar “una por una” las firmas recolectadas por la oposición como requisito en el inicio del proceso de referendo revocatorio, actuación que recaería en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) además de en el CNE.

El abogado constitucionalista José Vicente Haro explicó que el CNE tiene competencia exclusiva en lo concerniente a la revisión de las rúbricas relacionadas con el referendo y destacó que la intención del presidente de la República es inconstitucional e ilegal, además de una “injerencia arbitraria”.

“El Consejo Nacional Electoral, a través de la Comisión de Participación Política, es el encargado de revisar las firmas para el inicio del proceso del referendo revocatorio. Así está establecido en las regulaciones del entel, cualquier actuación distinta a la autoridad del CNE sería ilegal e inconstitucional. Esta comisión va a prácticamente funcionar de manera paralela a la encargada. El presidente no puede hacerlo ni el marco del gobierno ni como dirigente nacional del PSUV”, expresó.

Haro afirmó que si el CNE le permitiera a la comisión el acceso a las firmas ocurriría una violación a los derechos de privacidad y confidencialidad establecidos en los artículos 28, 48 y 60 de la Constitución.

“Si el CNE llega a permitirle el acceso a esas firmas estaría violando el derecho a la privacidad y la confidencialidad de los datos personales que tienen los que han firmado esas planillas, por eso es inconstitucional. Sería una violación a la privacidad de la data desde el punto de vista personal que existe en esas planillas, datos la que solo puede tener acceso el CNE”, dijo.

El jurista recordó que los partidos políticos tienen dos representantes dentro del organismo electoral para canalizar los planteamientos y que el partido de gobierno no está exento de esto, pero la intención de participar en dicho proceso muestra desconfianza en el árbitro.  

“A través de los representantes en el CNE se puede canalizar cualquier planteamiento para garantizar que la revisión del ente electoral sea adecuada. Pareciera que lo que están planteando es que desconfían del CNE para hacer esa revisión exhaustivamente y acorde a las normas electorales”, indicó.

Desconocimiento de la Constitución

Además del anuncio de la creación de la comisión, el presidente aseguró este domingo que el revocatorio era una opción y no una obligación.

La afirmación de Maduro “desconoce abiertamente la Constitución” y los Derechos Humanos, explicó Haro.  

El abogado mencionó que en los artículos 70 y 72 de la Carta Magna se establece lo correspondiente al referendo, apartados incluidos en el título de los Derechos Humanos y en el capítulo de los Derechos Políticos.

“Al ser un derecho humano de carácter político es una obligación en caso de que los ciudadanos decidan ejercerlo. Es una obligación del CNE darle trámite al ejercicio de ese derecho y darle cabida a la realización de referendo porque es un derecho de los ciudadanos solicitarlo y por ende una obligación en contraparte del CNE realizarlo y darle pie y respeto y cabida. De manera que no es como lo plantea Nicolás Maduro, una opción, una alternativa que puede o no acogerse, sino que es una obligación para el CNE permitir su ejercicio por su carácter de derecho humano político”, expresó.