• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ramos: El gobierno cierra todas las vías democráticas para evitar la consulta popular

Oficio firmado por Tibisay Lucena sobre Ley de Referendos no representa la voz del directorio del Poder Electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Ley Orgánica de Referendos continuará su curso de debate en la Asamblea Nacional y será presentada para su segunda discusión y sanción mañana. De esa forma, la junta directiva del Parlamento respondió a la interpretación sobre la exclusividad de la iniciativa legislativa en materia electoral que le remitió la presidente del CNE, Tibisay Lucena, el lunes.

“La Asamblea Nacional puede legislar en las materias de la competencia nacional y sobre el funcionamiento del Poder Público Nacional. El gobierno está cerrando todas las vías democráticas para evitar cualquier consulta popular porque sabe que perdería de calle”, advirtió Henry Ramos Allup, presidente del Poder Legislativo, en declaraciones a Globovisión.

Más temprano, en rueda de prensa, el primer vicepresidente de la AN, Enrique Márquez, hizo énfasis en que la interpretación de Lucena no tiene asidero constitucional ni tampoco en la práctica.

“Es totalmente falso que el CNE tenga competencia exclusiva en materia electoral. El artículo 187 numeral primero de la Constitución es claro al respecto. Adicionalmente, en 2009, cuando la AN aprobó la Ley Orgánica de Procesos Electorales por iniciativa del PSUV, el CNE aceptó la iniciativa legislativa del Parlamento, pero además en 2007, cuando el CNE promulgó el Reglamento de Referendos en su segundo considerando afirmó que aprobó ese reglamento porque la AN no había dictado la ley correspondiente, reconociendo que es iniciativa de la AN”, indicó el diputado de UNT.

Márquez acusó al gobierno de Nicolás Maduro de actuar “con agavillamiento” con el TSJ y el CNE, para tratar de detener al Parlamento. “No vamos a respaldar esa loca teoría de Lucena”, sentenció.

La comunicación que el CNE remitió al Parlamento no especifica si la posición es producto de una reunión del directorio y el oficio de cuatro páginas está firmado únicamente por Lucena.

 

Monopolio. La Consultoría Jurídica del Parlamento opina igual que la directiva: que la Asamblea goza de la iniciativa legislativa en todas las materias de competencia nacional, mientras que el Poder Electoral solo tiene esa prerrogativa en su ámbito.

Jesús María Casal, consultor jurídico de la AN, lamentó que en 16 años el CNE nunca tuviera la iniciativa de impulsar una ley de referendos y sea ahora, cuando la Mesa de la Unidad Democrática tiene mayoría parlamentaria, cuando invoque la exclusividad en la materia.

“Pareciera que quieren conservar un monopolio en cuanto a referendos y usurpar las competencias legislativas de la AN”, agregó.

Expertos en el área electoral coinciden con Casal en que el organismo comicial no es el único que puede proponer leyes en su ámbito. “Eso es un invento del CNE que viola la Constitución”, afirmó Vicente Bello, representante de la MUD ante el Poder Electoral.

El dirigente adelantó que la Asamblea aprobará la Ley de Referendos y que, en paralelo, la MUD insistirá en exigir al organismo que le entregue el formato de recolección de las firmas necesarias para activar el revocatorio. “Los rectores no han respondido”, informó.

El consultor político Aníbal Sánchez coincidió en que el artículo 204 de la Constitución no impide que la AN proponga leyes electorales: “El Parlamento puede legislar sobre participación política”.

Los expertos no descartan –dada la complicidad entre los poderes que controla el Ejecutivo– que el TSJ esgrima el mismo argumento de Tibisay Lucena para frenar la Ley de Referendos.

“Podría tratarse de un anticipo. El CNE intenta replicar lo que sostuvo el máximo tribunal en la sentencia número 9 sobre las competencias del Parlamento, que solo el Poder Judicial puede proponer leyes en su ámbito, lo cual no es así porque en 2003 y 2007 la Asamblea legisló sobre ese asunto. Esta vez es más grave porque la ley ni siquiera ha sido aprobada”, afirmó Casal.

 

Exigen 150% de aumento y bono de alimentos

Los empleados del Consejo Nacional Electoral protestaron ayer en todo el país para exigir un aumento salarial de 150%, la cancelación del bono de alimentación, que no reciben desde hace tres meses, y la firma de una nueva convención colectiva.

Manuel Chourio, vocero de los trabajadores en Barinas, dijo que se sumaron al paro convocado por el Sindicato Nacional de Trabajadores del Poder Electoral porque el sueldo que devengan no alcanza para mantener a una familia.

El grupo de trabajadores afirmó que la crítica situación económica que se vive en toda Venezuela los impulsó a protestar. “También tenemos derecho a expresar nuestras inconformidades y aquí lo hacemos a través de estos carteles para mostrar nuestro descontento por el actual salario que devengamos”, agregó Chourio.