• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ramos Allup: Con sentencia del miedo TSJ tiende manto de protección a corruptos

Ramos Allup descartó poner en práctica el artículo 350 de la Constitución y declararse en rebeldía contra el TSJ | Foto Henry Delgado

Ramos Allup descartó poner en práctica el artículo 350 de la Constitución y declararse en rebeldía contra el TSJ | Foto Henry Delgado

El Parlamento no dejará de investigar al gobierno, dijo el presidente del Legislativo. Hoy debatirán sentencia judicial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Sentencia del miedo”, así bautizó el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, el fallo del Tribunal Supremo de Justicia que impone “límites democráticos” al Poder Legislativo.

La directiva del Parlamento, junto con abogados, analizó la decisión número nueve de la Sala Constitucional del TSJ y concluyó que, a pesar de que los acusen de desacato, no renunciarán a las funciones constitucionales. La AN debatirá hoy el “insólito fallo del TSJ” y la reforma de la Ley del BCV, en segunda discusión. Queda pendiente la reforma de la ley del TSJ, planteada por la comisión que evaluó la selección de 17 magistrados en diciembre de 2015.

“¡No nos vamos a detener! Vamos a investigar al narcotráfico en la Fuerza Armada, a Pudreval, a Pdvsa y las pérdidas en Petrocaribe; la crisis humanitaria y la deuda externa; a Cadivi y las empresas de maletín; la venta de 49% de los haberes en una filial de Pdvsa por 500 millones de dólares porque el gobierno raspa la olla. Vamos a legislar a riesgo de que la Sala Constitucional del TSJ declare inconstitucional todo lo que hagamos. No nos vamos a inhibir para solucionar los problemas del país. El TSJ tiende un manto de protección a corruptos, a narcotraficantes”, aseguró Ramos Allup, quien negó que incurran en desacato.

Sobre el fallo que elimina la comparecencia de los representantes de los otros poderes y funcionarios al Parlamento cuestionó que se haga cuando conversan con  el vicepresidente Aristóbulo Istúriz un cronograma de visitas: “Es una sentencia ominosa. El TSJ pretende, en abuso de sus funciones, frustrar las cualidades expresas de la Asamblea de citar, investigar a militares, ministros y hasta enviar un cuestionario al presidente. ¿Qué esconden? Temen ser descubiertos”. Sin embargo, señaló que el Parlamento conserva la moción de censura contra ministros.

A Ramos Allup le llamó la atención varios puntos de la sentencia: uno, que fue firmada por 4 de los 7 magistrados y que se abstuvieron los “exprés” (Calixto Ortega,  Lourdes Suárez Anderson y Luis Damiani Bustillos); dos, que salió un día antes de que el Parlamento aprobara el informe de la comisión que evaluó la selección de los magistrados el 23 de diciembre, el cual encontró 17 irregularidades en el proceso de escogencia. Tres, que el documento fue elaborado por el ex magistrado Francisco Carrasquero y no por los miembros de la Sala Constitucional. “Esa Sala es una agencia de un gobierno que se derrite, que está en sus últimos días agónicos y pretende evitar que los funcionarios civiles o militares rindan cuentas ante la Asamblea. ¡Ojalá tuvieran el mismo afán para combatir 98% de la impunidad!”.

Aunque el Bloque Constitucional de Venezuela propone sustituir la Sala Constitucional por un tribunal constitucional, autónomo del TSJ, Ramos Allup fue cauteloso y sostuvo que esa idea implicaría modificar la Constitución: “En otra parte del mundo se constituyen tribunales constitucionales no dependientes del Poder Judicial. En Venezuela, la Sala Constitucional se reservó el derecho de legislar, cuando la Constitución da ese derecho de proponer una ley al pueblo y a tres diputados”.

Ramos Allup descartó poner en práctica el artículo 350 de la Constitución y declararse en rebeldía contra el TSJ: “No creemos en la violencia ni el asalto ni el golpe. Nuestro instrumento es la razón. La Asamblea aboga por salidas democráticas. ¡Cuidado si, desde el gobierno, juegan al golpe para justificar su ineficiencia y decir que lo tumbaron! La AN tiene el respaldo popular y seguirá trabajando y movilizando al país para que entienda que este gobierno, en su agonía, quiere arrastrar a todos hasta el precipicio. Lo que está en juego es la gente que no consigue qué comer ni medicinas, no tiene luz ni agua”.