• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Putin guarda silencio sobre situación de Venezuela

Vladímir Putin defendió a Blatter de las acusaciones de corrupción, acusó a EE UU de intentar "impedir" su reelección y denunció presiones para que Rusia no fuera sede de la Copa Mundial | Foto: EFE

Vladímir Putin | Foto: EFE

Al ser preguntado por América Latina, el presidente ruso dijo que es un continente prioritario para su país, con el que intentan mantener unos canales crecientes de colaboración tanto política como económica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, evitó pronunciarse sobre la situación en Venezuela, porque no es costumbre de su país entrar en cuestiones internas y consideró hoy un paso muy positivo el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.

Putin, que ofreció una entrevista a los presidentes de las doce mayores agencias de prensa del mundo, entre ellas Efe, se presentó con cuatro horas de retraso, ya pasada la medianoche del viernes, por lo que se disculpó antes de empezar a responder preguntas.

“Quiero disculparme que hayamos pasado de la medianoche, pero ya saben por qué ha ocurrido. Tiene que ver con el deseo de mis colegas que vinieron al Foro (Económico Internacional de San Petersburgo) de debatir distintos asuntos. Y es difícil interrumpir las reuniones”, afirmó, dirigiéndose a los jefe de las agencias.

Los primeros minutos de la reunión fueron transmitidos en directo por la televisión rusa, tras lo cual se cambió el formato de la reunión de Putin y sus invitados, que dejó de ser en abierto y continuó a puerta cerrada, sin posibilidad de grabación, publicación o transmisión de la misma.

Al ser preguntado por América Latina, el presidente ruso dijo que es un continente prioritario para su país, con el que intentan mantener unos canales crecientes de colaboración tanto política como económica.

No quiso pronunciarse de manera directa sobre el conflicto de Venezuela y las gestiones a favor de los presos políticos en aquella nación.

A este respecto, insistió en que la política de Moscú ha sido siempre la de respetar las decisiones internas de otras naciones, y rehuyó un pronunciamiento claro al respecto.

Con relación a Cuba, sin embargo, fue mucho mas explicito al apoyar con claridad la apertura del régimen y el proceso de acercamiento a Estados Unidos.

Putin entiende que el pueblo cubano ha sufrido las consecuencias del embargo durante años, y que el levantamiento del mismo será positivo para La Habana y para el resto del continente, sin valorar el hecho de que un mayor acercamiento a Washington pueda suponer una pérdida de influencia de Moscú en Cuba.

Sobre el incremento de la retórica belicista entre Rusia y Estados Unidos, dijo que ahora no estamos en una situación de mayor peligro nuclear.

Afirmó que se trata de corregir errores, en referencia al hecho de que Rusia tuvo que responder señalando que instalará 40 misiles nucleares más tras el anuncio de Estados Unidos de que incrementará su presencia militar y artillería pesada en los países del Este de Europa.

Dejó claro que Rusia no es un país agresor, no está a favor de elevar el nivel de tensión, pero se ve obligado a responder a las acciones que toma en contra de Moscú Occidente.

El jefe del Kremlin también respondió a preguntas sobre la crisis ucraniana, por la que Estados Unidos y la UE han impuesto sanciones a Moscú, insistiendo en que lo ocurrido en Kiev hace casi año y medio fue un golpe de Estado que derrocó al gobierno legítimo.

Afirmó que el este del país se levantó contra ello y las nuevas autoridades respondieron con tanques, lo que calificó de inadmisible.

Putin abogó por que se cumplan los acuerdos de Minsk para el arreglo del conflicto, y acusó a Kiev de bloquear a las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk cortando el pago de pensiones, y con el bloqueo financiero.

Dijo que la comunidad internacional debe presionar al Gobierno del presidente Petró Poroshenko para que cumpla sus obligaciones y negó una vez más que Rusia tenga tropas en Ucrania para ayudar a los sublevados prorrusos, como acusan Occidente y Kiev.

También señaló que Rusia defenderá sus intereses ante el embargo de las propiedades estatales del país en el extranjero.

“No puede no haber reacción”, dijo Putin al ser preguntado por el embargo de las propiedades rusas en varios países europeos por incumplir una sentencia del tribunal de arbitraje de La Haya que obliga a Moscú a compensar con más de 50.000 millones de dólares (unos 44.000 millones de euros) a los accionistas de la expropiada petrolera Yukos.

A la pregunta de cómo defenderá los intereses de Rusia en el extranjero, el mandatario dijo que “eso hay que preguntarlo a los juristas, que son los que van a actuar”.

Y acerca del reciente escándalo de corrupción en la FIFA y el Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia, Putin dijo que “lo ganamos por medios legales” y que “Reino Unido no mostró todo el potencial que debía para ganar la Copa del Mundo”.

“No pensamos que seamos culpables de nada”, insistió.”Si alguien tiene pruebas que las presente. Ganamos de forma justa y vamos a acoger el Mundial. Cualquier otra decisión sería injusta. La construcción de los estadios ha comenzado y la Copa es muy pronto”, señaló.