• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Promesas para la capital de los damnificados y la inseguridad

Publicidad electoral en el 23 de Enero / Omar Veliz

Publicidad electoral en el 23 de Enero / Omar Veliz

Baruta, El Hatillo, Chacao, Libertador y Sucre padecen la inseguridad, al igual que el resto del país. El drama que viven miles de familias damnificadas constituye un reto comparable al de la reducción del delito para cualquiera que gane la presidencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La inseguridad es, sin lugar a dudas, lo que más preocupa a los caraqueños independientemente del municipio donde vivan; sin embargo, desde hace un par de años, la capital de Venezuela padece el agravamiento de un problema que se extiende de manera silenciosa ­la mayoría de las veces­ por todos los rincones de la ciudad. Una mirada atenta descubre en cualquier centro comercial sin terminar, dependencia del Gobierno u hotel la difícil realidad que viven miles de citadinos: la condición de damnificados.

El Gobierno que resulte electo el 7 de octubre tendrá que darle a quienes viven en los 320 refugios de Caracas y en más de 600 en todo el país, una prioridad equivalente a la que asigne a la inseguridad.

Son 25.000 familias que viven en condiciones adversas, en espacios reducidos y con una promesa que se venció hace un año y medio. En diciembre de 2010 el Presidente prometió a quienes perdieron sus casas que en un plazo de 6 meses tendrían una vivienda.

La verdad es que la ubicación definitiva de más de 100.000 venezolanos no estará resuelta antes de la juramentación del nuevo gobierno.

"Hay desesperación por mudarse a una vivienda, pero estamos conscientes de los problemas que ha tenido el Estado. Ya vamos para dos años damnificados y sabemos que no saldremos de aquí antes de noviembre; ya estamos adjudicados para la avenida Libertador, Santa Mónica y unos pocos se irán a Vargas", explica Liliana Reyes, coordinadora de los pisos uno y dos del albergue que funciona en el edificio El Líder en la avenida Los Mangos de La Florida.

En la entrada del reducido espacio que le asignaron a ella y sus cuatro hijos, Liliana pegó un afiche del presidente Hugo Chávez en uniforme de campaña: "Aquí tratamos de respetar las ideologías. Hay gente que no apoya al Presidente, gente que nunca ha votado y activistas del PSUV, porque la lluvia no discriminó para tumbar las casas, pero el Gobierno nos ha tendido la mano a todos".

Campaña desigual. Electoralmente hablando, Caracas ha sido reflejo del país. En 1998 y en 2000 la capital le dio un amplio respaldo al hoy Presidente sin embargo, a partir de 2004 los resultados comenzaron a cambiar. Chávez perdió el referéndum revocatorio en la región capital, ganó las presidenciales por 160.000 votos, perdió la reforma por más de 200.000 votos y volvió a perder en 2009 la enmienda constitucional. En las elecciones de 2010, de los 5 municipios capitalinos, la oposición se impuso en número de votos en 4 de ellos; el oficialismo sólo pudo ganar en Libertador por menos de 5.000 votos.

Trino Figuerela, dirigente de la Mesa de la Unidad por Proyecto Venezuela en Propatria asegura que con el paso de los años y el desgaste natural del liderazgo de Chávez, la oposición ha ganado adeptos que se manifiestan de forma secreta en cada elección, pero el asunto de la visibilidad de las ideologías sigue siendo un problema.

"Frente a cada bloque del 23 de Enero hay un punto rojo, mientras la oposición no puede montar ninguno. Los instalamos en la parte baja de Catia y Propatria, pero con previsiones porque enseguida llegan a agredirnos.

La semana pasada atacaron a un grupo en la calle Carbonell y a una de las muchachas la golpearon tanto que le provocaron una pérdida. Estaba embarazada. Cada vez son menos chavistas, pero más violentos".

Paradójicamente, en Baruta ­un municipio de voto opositor­ tiene un punto permanente del PSUV frente a la plaza Bolívar e incluso hay una vistosa pancarta del candidato oficialista colgada junto a la estatua del Libertador.

En Chacao, Yaklin Sabouh, coordina un punto rojo ubicado en la primera avenida de Los Palos Grandes; allí entrega un resumen del programa de Chávez y globos rojos en forma de corazón con calcomanías del eslogan "corazón de mi patria".

"Estamos trabajando muy duro por captar ese 13% de ni-ni, pues sabemos que esta zona es de ultraderecha".

Reconoce que la inseguridad es un grave problema. "Hasta ahora no la hemos podido controlar como consecuencia del constante sabotaje de la contra. Si Chávez gana, se consolidará el socialismo y se logrará el objetivo de la seguridad", dice convencida.

Seguridad personal. En El Hatillo, ese tranquilo municipio verde, fresco, cuyo casco histórico está lleno de pequeños restaurantes gourmet y coloridas fachadas la inseguridad es tan preocupante como lo es en La Silsa, en Petare o en La Castellana. Hernán Villalobos, representa a la Causa R ante la MUD recuerda que solían tener dos módulos en la vía rural y ahora sólo hay uno, lo cual aunado al déficit de policías mantiene en vilo a los ciudadanos.

No obstante, el Gobierno admite que la seguridad personal no es un logro ni una oferta del candidato oficialista para su próximo mandato. El tríptico que reparten en el punto rojo ubicado al pie de las escaleras de El Calvario en El Silencio, contiene un resumen del programa de Chávez para el período 2013-2019, así como una enumeración de políticas públicas dadas hasta ahora por su Gobierno para mejorar la calidad de vida de los venezolanos.

En la lista de 14 logros destacan la Constitución, el sistema de salud, las oportunidades de estudio, la vivienda, la erradicación de la pobreza, la integración regional y las misiones sociales entre otros.

La seguridad personal no está incluida.