• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Presión por presos políticos redefine el diálogo

La Casa Blanca / EFE

La Casa Blanca considera que los presos políticos no tienen garantías judiciales / EFE

Solicitudes como las del Vaticano, Barack Obama y la OEA obligan al gobierno a dar muestras concretas para superar la crisis 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mundo presiona –a través del Vaticano, la Casa Blanca, la OEA y presidentes– para la liberación de los presos políticos como punto inicial para retomar el diálogo gobierno-Mesa de Unidad Democrática. Analistas coinciden en que los movimientos diplomáticos comenzaron en medio de la Asamblea General de la ONU esta semana y la posibilidad de que Venezuela entre al Consejo de Seguridad.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tomó la iniciativa y pidió la libertad de Leopoldo López; luego la Casa Blanca cuestionó las “dudosas circunstancias” de las detenciones y las escasas garantías judiciales de los presos políticos.

El papa Francisco y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, apostaron por el diálogo y la reconciliación, pero el segundo advirtió: “La oposición no se puede sentar a la mesa cuando están presos una cantidad de dirigentes que, aunque quizás no querían ir al diálogo, son parte de la oposición”. Ayer, el presidente de Perú, Ollanta Humala, mostró su preocupación por la crisis en el país y reivindicó el derecho de los venezolanos a protestar.

El alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, opinó que el mundo respalda lo acordado cuando empezaron las conversaciones. “El diálogo es como un cristal que hay que cuidar: hay que liberar a los presos políticos y estudiantes, designar poderes públicos con ciudadanos independientes y debe cesar el desorden financiero”.

La oposición abogó internacionalmente por los presos políticos, con contactos a senadores republicanos y demócratas estadounidenses, visitas a parlamentos del mundo y el viaje de Lilian Tintori a la ONU. El diputado Carlos Berrizbeitia celebró que la solicitud de Obama activara la vocería internacional sobre los presos políticos, pero advirtió: “Sería criminal sentarse sin condiciones, porque el gobierno necesita el diálogo para oxigenar su imagen. Por tanto, es necesaria la liberación de los presos políticos”.

La Asamblea de la ONU parece el momento oportuno para hacer las exigencias. El director de Espacio Público, Carlos Correa, aseguró que ha crecido la preocupación internacional por lo que ocurre en Venezuela porque la violencia y la conflictividad evidencian que las instituciones democráticas no están funcionando.

“El Estado tiene un déficit en derechos humanos. Su política ha sido de confrontación desde la denuncia de la Convención Americana. Hay inquietud sobre la presencia de Venezuela en el Consejo de Seguridad porque no se permite la visita de los relatores y no se dan garantías a quienes acuden al sistema internacional de derechos humanos. Es complicado que los actores políticos se sienten a conversar sin percibir soluciones”.

El politólogo Ángel Álvarez consideró que las presiones surgen por el debilitamiento de la imagen del gobierno tras la muerte de Hugo Chávez y por la percepción de que, ante la crisis, no hay incentivos para una reforma política. El internacionalista Luis Daniel Álvarez agregó que el gobierno debe dar muestras de que quiere salir de la crisis: “La comunidad internacional es clara al pedir condiciones”.