• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Estudiantes fueron recibidos en el Ministerio del Interior y Justicia

Foto vía: @HaslerIglesias

Foto vía: @HaslerIglesias

Protestaron frente al despacho por el asesinato de un liceísta de 14 años de edad ayer en el estado Táchira. “Que nuestra indignación se convierta en acción”, expresó el presidente de la FCU-UCV, Hasler Iglesias  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estudiantes de varias universidades protestaron frente al Ministerio del Interior y Justicia por el asesinato del liceísta de 14 años de edad, Kluivert Roa, en el estado Táchira. 

Exigen la derogación de la resolución 8610, que autoriza a cuerpos policiales el uso de armas de fuego en manifestaciones.

“Venciendo el cerco represivo nos encontramos en la Av. Urdaneta en el Min. Interior exigiendo justicia y la derogación de la Resolución 8610”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, Hasler Iglesias.

"La Resolución 8610 es una infamia que ayer tiñó de sangre al Táchira. Exigimos su derogación inmediata", agregó.

Iglesias indicó que una comisión de los estudiantes fue recibida en el despacho para hacer sus planteamientos "de frente y sin miedo": "Exigimos respeto a los DD HH y castigo a responsables". 

"Recibidas nuestras exigencias en el Ministerio. El Mov. Estudiantil seguirá movilizado hasta alcanzar los objetivos", sostuvo.

A través de la red social informó más temprano que este miércoles se realizarán “acciones pacíficas pero contundentes”.  

“Que nuestra indignación se convierta en acción, hoy el movimiento estudiantil desde la calle exigirá justicia! No más hermanos caídos!”, escribió en su cuenta de Twitter.

Recalcó que los estudiantes venezolanos no serán silenciados: “No nos callarán, no nos amedrentarán y no nos quitarán el derecho a protestar!”.

Iglesias precisó ayer que el año pasado 43 jóvenes murieron víctimas de la represión y la semana pasada cinco aparecieron asesinados.

“El gobierno quiere callar las voces que quieren un cambio. A unos tras las rejas y a otros bajo tierra. El Movimiento Estudiantil no lo permite”, ratificó.