• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Presidenciales surge como vía de escape al descontento social en Bolívar

Los trabajadores lideran las protestas en Guayana / Saul Rondón/El Nacional

Los trabajadores lideran las protestas en Guayana / Saul Rondón/El Nacional

“Este estado dejó de ser chavista, decepcionado por la política del Gobierno; este gobierno no es obrerista”, dijo Rubén González

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 7 de octubre es percibido en Bolívar como el día de catarsis para el estado. Las quejas contra el Gobierno surgen a diario y en consecuencia las elecciones presidenciales servirían para drenar el descontento.

Los trabajadores, oficialismo y oposición, lideran los reclamos que van desde la eliminación de los HCM hasta la discusión de los contratos colectivos. De 482 protestas ocurridas en julio, 199 (41%) fueron en reclamo de derechos laborales, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

En las ocho empresas de CVG los contratos están vencidos y no hay esperanza en que haya uno nuevo. Sidor lleva 30 meses sin contratación; Alcasa, 6 años; y en CVG-casa matriz, Carbonorca, Bauxilum, Minelven y Ferrominera, 5 años. “La Inspectoría de Trabajo calla, mientras 40.000 trabajadores directos de las empresas básicas son afectados”, afirmó el secretario general del sindicato de Venalum, Wilmar Ramos.

Hugo Chávez, presionado por los trabajadores, aceptó discutir los contratos colectivos de las empresas básicas, pero tildó a los sindicatos de “locheros” y “de aristócratas”, lo que le generó más adversarios.

De rodillas, nunca

Los comicios presidenciales surgen como una vía de escape a los conflictos, razón por la cual la dirigencia obrera suscribió con Henrique Capriles Radonski un manifiesto que, entre otras cosas, incluye la discusión de los contratos, devolverle el rango ministerial a la CVG, designar en la gerencia a personal guayanés y no privatizar las empresas.

Rubén González, secretario de Sintraferrominera que estuvo preso por apoyar a los trabajadores, expresó: “Es mentira que este gobierno sea socialista y obrerista; ha llevado a la quiebra a las empresas y tiene una política de persecusión contra la dirigencia sindical. En Ferrominera hay siete ‘despidos políticos’; es decir, botaron de manera ilegal a dirigentes sin razón”.

José Morocoima, secretario de organización de Sutralúmina, dijo: “80% de San Félix rechazará la reelección porque el Presidente traicionó a los trabajadores. No sólo les negó sus derechos, sino que ha creado una crisis. Bauxilum producía 2 millones de toneladas y hoy llega a 1,2 millones. La quebró y eso afecta a los trabajadores”.

Atribuye la pérdida de producción al ingreso de personal sólo porque milita en el PSUV, y no por razones técnicas. “El acoso a los trabajadores no cesa; cualquier protesta es repelida por grupos antiobreros”, agregó.

El secretario de Sintralcasa, Henry Arias, señaló que la política del Estado es rechazar los contratos colectivos e importar antes que producir internamente.

“Hasta los trabajadores de izquierda les señalaron los errores y la mayoría de los obreros no le cree a este gobierno que ha perjudicado Guayana”, dijo el secretario de organización de AD-Bolívar, William Velásquez, que aseveró que el mensaje de Capriles gana adeptos entre la clase obrera.

La secretaria sindical del gremio docente, María Girón, denunció que 5.000 maestros esperan por la instalación de la junta calificadora para concursar por los cargos, y están a la expectativa de la renovación del contrato colectivo, que está vencido desde hace 14 años.

Bolívar opositor

La temperatura política sube y cada bando, oficialismo y oposición, se adjudica el triunfo en Bolívar. El estado que en otrora era calificado de chavista cambia de tendencia como resultado de los proyectos inconclusos.

Capriles sacó 100.000 votos en las primarias en el estado y la meta es obtener 480.000 en los comicios presidenciales, señalaron Arcardio Guzmán, candidato al consejo legislativo regional por la MUD, y Maudy Gutiérrez, coordinadora de Primero Justicia. 72,8 % si la participación es de 70%. En Bolívar tienen derecho al voto 941.697 venezolanos.

El gobernador Francisco Rangel Gómez confía en cambio en que Chávez sorteará los escenarios adversos: “La reelección del Presidente está garantizada; estamos trabajando para lograrlo”. Al preguntársele si él se incluía en esos planes, respondió: “El candidato es Chávez; no yo”.

El coordinador del Comando Carabobo del municipio Heres, Sergio Hernández, reveló que aspiran a obtener 462.000 votos (49% del registro electoral); es decir, calculan ganar con 70% si sufragaran 659.187,9 personas el 7-O.

El 3 de diciembre de 2006 Chávez fue reelegido presidente y en esa contienda Bolívar le aportó 371.704 votos (68,57%) frente a 168.705 votos de Manuel Rosales (31,12%), según datos del CNE. La participación fue de 71,52 % (551.592 votos) y la abstención de 28,47 % (219.614 votos).

La oposición descarta las metas de Rangel Gómez y de Hernández, pues señalan que Chávez no logró revertir la debacle en cuatro días que estuvo en Bolívar y además que el gobernador tiene obras, pero no buena imagen entre la población. Irónicamente recuperó la villa olímpica, reparó el hospital Ruiz y Páez, la autopista Ciudad Bolívar-Puerto Ordaz, construyó el Estadio Cachamay y cuatro urbanizaciones, sin embargo es rechazado por la población. Primero, por la relación de su hijo, hoy fuera del país, con el contrabando de cabillas; segundo, por sus supuestas conexiones con negocios; tercero, por la falta de carisma y por último porque no gusta que despache desde Puerto Ordaz y no desde la ciudad capital. “No logra la conexión con la calle. Sale ahora en campaña, pero es demasiado tarde”, indicaron dirigentes del PSUV.

En su intento por revertir la situación, el gobernador hace un programa, estilo Aló, Presidente, cada semana; es difundido en cadena por 57 emisoras, a las cuales paga 15.000 bolívares. El objetivo es exponer su obra de gobierno y contrarrestar el peso del alcalde de Caroní, José Ramón López (PSUV), que tiene más aceptación en su municipio, que concentra 60% de la votación regional, por su perfil populista. Si Rangel Gómez no logra el aval de Miraflores, la opción sería Rafael Gil Barrios, presidente de la CVG, revelaron peseuvistas.

Amor sin reciprocidad

La oposición considera factible derrotar a Chávez y al gobernador Francisco Rangel Gómez. “Este estado era chavista, pero cambió. Las razones son la destrucción de la CVG, la corrupción, la crisis de la vialidad y el aumento de la inseguridad, que ubica a esta entidad entre los 15 más violentos del país”, manifestó el ex diputado Luis Beltrán Franco.

Con esa lectura coincide el candidato a la Gobernación de Bolívar y diputado de La Causa R Andrés Velásquez: “A pesar de la lealtad del pueblo, no hubo ni habrá reciprocidad de este gobierno. La idea de tener un estado con un proyecto de desarrollo independiente cayó desde la aplicación del plan socialista.

La evidencia sería la baja de producción y la importación, por ejemplo, de cabillas, aluminio y bauxita, así como una desmejora laboral, la pérdida de los seguros de HCM y el atentado a la libertad sindical, que es sagrada para los trabajadores, dijo Velásquez.

Las empresas básicas fueron concebidas como un proyecto alterno al petróleo. Sin embargo, Chávez propone una alianza CVG-Pdvsa, que preocupa a Velásquez porque implicaría que Bolívar dependiera de los ingresos petroleros y no de la producción de minerales.

Si bien la oposición visualiza una nueva correlación de fuerzas, no logró una alianza perfecta en las candidaturas al consejo legislativo.
Tres planchas se disputan los cargos: la MUD, Movimiento 100 y MIN-Unidad. El secretario de organización de AD-Bolívar, William Velásquez, aspirante al consejo legislativo regional fuera de la MUD, desestima que ello perjudique las candidaturas a la Presidencia, a la gobernación y a 11 alcaldías de Bolívar.
 
Sin agua y sin hospital

Las poblaciones padecen la falta de agua, apagones y esperan por la construcción del hospital de San Félix.

A pesar de tener la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (represa del Gurí), en Guayana predominan los apagones y el racionamiento de energía. Los emblemas son los puentes Angostura y Orinoco II que, por las noches, no se ven debido a la oscuridad. La primera obra, construida en la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, presenta 39 fracturas.

La Gobernación de Bolívar constituyó la empresa de agua Hidrobolívar, pero las comunidades niegan que el servicio llegue a 100% de la población como señala la propaganda oficial.

El nuevo hospital de San Félix fue prometido en 2000; el Presidente retomó el proyecto durante la visita al estado Bolívar en agosto.
Chávez anunció el Plan Guayana Socialista que, lejos de hacer productiva a las empresas básicas, ocasionó un quiebre técnico. Las ciudades de acero, de aluminio, de madera y una fábrica de tubos existen sólo en papel.

Minería paralizada

La reconversión minera no funcionó y del traslado de la cárcel y del aeropuerto sólo existen piedras fundacionales.

La reconversión minera paralizó la actividad económica y dejó a trabajadores sin ingresos. “Este plan se hizo para proteger la cuenca del Caroní y resulta que hay más contaminación con mercurio, según un informe de La Salle. Las mujeres yekuanas paren niños con deformaciones”, alertó la ex diputada del Movimiento Ecológico Pastora Medina.

Las mudanzas de la cárcel Vista Hermosa y del aeropuerto de Heres: se colocaron las piedras fundacionales y no se concretaron. A la primera se le aprobaron 3 millones de bolívares, cuyo destino es desconocido.

No se hicieron las mejoras a la troncal 16, entre los municipios Sucre y Cedeño, y se ignora qué pasó con los 100 millones de bolívares asignados a la vía Caicara-Maripa, asignada a Odebrecht, señaló Wilmer Velásquez, de AD.

El engaño

Rangel Gómez califica al hospital Ruiz y Páez como el más moderno y grande de Bolívar; la realidad es que se trata de una fachada. Los familiares de los pacientes y médicos revelan que no hay medicinas ni insumos médicos. “La emergencia no tiene agua”, dijo un pasante de la UDO. Lo irónico es que al hospital se le coloca piso de mármol. “Es un engaño”, dijo Maudy Gutiérrez, de Primero Justicia.

Gobernador Francisco Rangel Gómez

Es militar retirado, compañero de graduación de Hugo Chávez en la promoción Simón Bolívar II del Ejército (1975). Presidió la CVG en 2002. En 2004 Chávez lo postuló a la Gobernación de Bolívar. Ese año ganó la plaza con 58,8% y en 2008 se postuló a la reelección y ganó con 47,3% frente a la oposición, que estaba dividida. Este año Chávez lo ratificó como candidato a la gobernación, lo que generó descontento en las bases oficialistas.