• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Periodistas no dejarán la calle y piden garantizar libertades

Los trabajadores de la prensa esperan que el gobierno dé respuesta | Foto Henry Delgado

Los trabajadores de la prensa esperan que el gobierno dé respuesta | Foto Henry Delgado

“El gobierno es responsable del problema”, indicó el presidente-editor de El Nacional 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¡Posición firme!”, ordenó el jefe a los agentes de la Policía Nacional que se apostaron al frente del Sebin e impidieron el paso de los trabajadores de la prensa por la Gran Avenida, en los alrededores de Plaza Venezuela.

¿La razón?: “Es una ‘zona de seguridad’”, explicó el comandante de aquel pelotón, dispuesto a evitar la marcha de los periodistas, a pesar de que los organizadores, el SNTP, Unión de Acción Sindical y Espacio Público, entre otros, habían solicitado los permisos a la Alcaldía de Libertador.

El oficial se comunicó por celular con el director de la PNB, Manuel Eduardo Pérez, y luego, de las mediaciones del secretario del Asuntos Profesionales del CNP, Johan Merchán, el presidente-editor de El Nacional Miguel Henrique Otero, y el secretario del SNTP, Marcos Ruiz, se acordó desviar la caminata por la avenida de los hoteles, bajo la custodia del Sebin.

“¡Y no, y no, y no nos van a quitar el derecho a protestar!”; “¡Pueblo, escucha, esta en tu lucha”, y “Digan la verdad: el país quebrado está!”, gritaron los periodistas, trabajadores de 10 medios nacionales y regionales, afectados por la falta de papel, junto a directivos del CNP.

“Es un delito prohibir la libre circulación; la Constitución permite a los ciudadanos caminar por donde quieran”, reclamó Otero, quien comentó el anuncio de Miraflores de que compraría papel y lo suministrarían a los medios: “Si el gobierno asegura esa administración, pues no hay problemas en entablar la negociación, siempre y cuando sea transparente”.

La situación –dijo- de los medios impresos es grave. “Alertamos desde hace meses. Esto se pudo evitar. Ahora el gobierno tiene que dar las soluciones. Ellos tienen el control de todo y son los responsables del problema”.


A la Fiscalía. Salvada la “alcabala del Sebin”, la prensa siguió rumbo a la extinta Cadivi, ahora Centro Nacional de Comercio Exterior, y en el trayecto se incorporaron diputados de la MUD, dirigentes de Primero Justicia, de Voluntad Popular, familiares de los periodistas, universitarios y ciudadanos preocupados por el destino de la prensa en el país.

“En jaque la libertad de información”, alertaba la pancarta del SNTP, seguida por cientos de personas, que a las 11:30 pm llegaron al Cencoex.

Luego de dos horas de espera, el presidente del organismo, Alejandro Fleming, no salió; tampoco un empleado del gobierno dio la cara, por lo que Ruiz convocó a una nueva manifestación, el martes próximo a las 9:00 am, desde Plaza Venezuela hasta la Defensoría y la Fiscalía para pedirles que velen por los derechos de los ciudadanos. “¡Estamos aquí para exigir una respuesta a la primera visita, pero Fleming se escondió; vamos a la Fiscalía. Los periodista no vamos a dejar la calle”.

Ruiz alertó sobre la crisis de los periódicos del país: “Muchos hacen milagros para extender su inventarios de papel. ¡No defendemos los intereses de un grupo de empresarios! ¡Exigimos el respeto el derecho al trabajo digno!”.

Tinedo Guía, presidente de CNP, alegó que la prensa es el contrapeso del poder: “La información no es un privilegio de un grupúsculo, es un derecho de los venezolanos. Si el gobierno respeta la Constitución, debe liquidar las divisas para que los derechos al trabajo y a la información no sufran una baja”.


Protesta regional. El equipo de Zurda Conducta, de VTV, fustigó a los manifestantes y cuestionó que trabajadores reclamen sus derechos. Mientras, en Cencoex reciben a los ciudadanos que procesan la solicitud de divisas con música alusivas a Chávez. Al llegar los periodistas le subieron el volumen, pero eso no los inmutó.

Desde Lara, viajaron trabajadores de El Impulso. También participaron los de El Carabobeño.

Carlos Carmona, director del diario larense, está dispuesto a negociar con el gobierno. “El ambiente es de mucha zozobra. Solo queremos una solución para reactivar con normalidad las actividades y así proteger los puestos de trabajos, unos 280. Si el gobierno asume la importación,  está bien, mientras no se convierta en más restricción que retrase la producción de los diarios”.

La jefa de redacción de El Carabobeño, Carolina González, indicó que están peligro 379 puestos de trabajos directos y 300 indirectos si dejan de circular.

Carlos Correa, director de Espacio Público, dijo que la paralización del periodismo es una falta grave: “Es es censura previa que debilita la democracia. No hacen nada silenciando a la prensa. Es como acabar con todos los termómetros para que nadie tenga fiebre”.

La SIP apoyó la marcha de los periodistas y se declaró en “estado de alerta”. En la reunión de Barbados, en abril, debatirán cómo ayudar a periódicos venezolanos, informó Efe. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Claudio Paolillo, denunció la estrategia oficial: “Castigan a medios independientes. (Maduro) lo admite en sus declaraciones; dijo que endurecerá el control de los medios porque instigan a la violencia con su amarillismo y propaganda en contra del gobierno”.  


Mediación
La Cámara de Periódicos de Venezuela servirá de intermediaria entre el gobierno y los rotativos privados para resolver la crisis del papel. Fuentes del organismo empresarial informaron que coordinarán las importaciones futuras de insumos para la prensa.

Los procedimientos deben gestionarse con el Complejo Editorial Alfredo Maneiro, que hasta ahora solo tiene material para periódicos tabloides pero en un mes podrían llegar más bobinas de papel. Se requiere que cada diario presente un informe técnico sobre el tipo de papel que necesita.

Aseguran que en la venta de papel periódico por el Ejecutivo se mantendrá el precio al que fue adquirido en el exterior. Se espera que también se oferte el papel al Bloque de Prensa Venezolano.

La página web de El Impulso indicó que el presidente del periódico, Carlos Eduardo Carmona, recibió el lunes una llamada del Complejo Maneiro para ofrecerle papel. Sin embargo, Carmona refirió que no puede usarlo porque no se adapta al tamaño de su publicación.

“Agradecemos el gesto, significa que el gobierno se está empezando a preocupar" expresó.

El Complejo Maneiro, adscrito al Ministerio de Comunicación e Información, fue creado en julio de 2013. El 25 de septiembre del año pasado la Asamblea Nacional le autorizó un crédito por 47.179.000 bolívares para la compra de 6.000 toneladas de bobinas de papel y otros insumos para productos impresos.


Apoyo ciudadano
Unos desde sectores populares y otros desde urbanizaciones de clase media, fueron muchos los ciudadanos, no vinculados directamente con los medios, que ayer salieron a exigir su derecho de estar informados.

“Si no nos ponemos las pilas vamos a vivir como en Cuba, que solo tiene un periódico. El gobierno busca que solo se informe lo que le conviene”, señaló Teresa Velázquez, que llegó a la sede del Centro Nacional de Comercio Exterior proveniente de Petare.

Unos metros más adelante marchaba Ana Cristina Sánchez, habitante de una de las urbanizaciones de El Hatillo. “La falta de papel es inaceptable porque sin periódicos no hay libertad de expresión, y así no hay democracia”, dijo.


ElDato
Trabajadores de Última Hora protestaron
Los trabajadores del diario Última Hora, de Portuguesa, salieron a la calle a protestar contra la escasez de papel periódico que mantiene en riesgo la circulación del rotativo y los puestos de trabajo de aproximadamente 200 familias. Con pancartas y consignas exigieron al gobierno la entrega de los dólares para la adquisición de insumos destinados a los diarios del país.